10 Hábitos Que Siguen Todas Las Mujeres Que Envejecen Bien

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Cuando se trata de envejecer con gracia, no siempre se trata de genética y un buen estado de ánimo.

Escoger los ingredientes antienvejecimiento correctos, consumir antioxidantes y minimizar el estrés pueden tener un gran impacto en tu apariencia física. A continuación, te dejamos diez hábitos para mantenerte y sentirte joven por más tiempo.

 

 

1. Ser diligentes con su rutina de cuidado de la piel.

Busca productos diarios para el cuidado de la piel que incluyan péptidos, que funcionan para estimular la producción de colágeno y evitar las líneas finas. Empieza a incorporar una crema para los ojos en tu rutina. La piel alrededor de los ojos es la más delgada y tiene muy pocas glándulas sebáceas, por lo que las patas de gallo pueden aparecer temprano. Los ingredientes como la cafeína y el ácido nicotínico funcionan para reducir la hinchazón, las líneas, las arrugas y los círculos debajo de los ojos.

 

2. Ser cuidadosas con su maquillaje de todos los días.

Las bases en polvo y otros productos pesados de maquillaje pueden asentarse en arrugas alrededor de los ojos y la boca, acentuando las líneas finas. Cambia los polvos faciales por cremas humectantes con color para obtener una buena cobertura y color sin resecar la piel, lo que puede causar arrugas.

 

3. Usar muchísimo protector solar.

El protector solar protege tu piel de los rayos dañinos relacionados con todo, desde la decoloración hasta el cáncer. Asegúrate de aplicar un SPF 50 de amplio espectro (dirigido a los rayos UVA y UVB) al menos una vez cada hora si estás expuesta al sol. Como nunca puedes estar lo suficientemente protegida, duplica el cuidado con un sombrero de ala ancha.

 

4. Cambios en el pelo.

Los cambios hormonales, especialmente durante la menopausia, pueden causar que el cabello se vuelva más delgado y más quebradizo. Usa champús y acondicionadores nutritivos para mantener el cabello fuerte y suave, y opta por un cepillo flexible para evitar daños cuando te peinas. Además, los suplementos como la biotina funcionan para mantener el pelo lindo y saludable.

 

5. Encontrar el corte de pelo perfecto.

¿Sabías que el corte de pelo correcto puede hacer que tu cara parezca más joven? ¡En serio! Suaves flequillos laterales ocultan las arrugas de la frente, y un bob que llega a la mitad del cuello distrae de la flacidez.

 

6. Mantener los dientes blancos.

A medida que pasa el tiempo, los dientes pueden ponerse amarillos o grises a causa del café, el té y las manchas de vino tinto. Mantén una sonrisa juvenil al contrarrestarlos con el uso regular de productos para blanquear los dientes.

 

7. Manejar el estrés.

El estrés puede afectar tu cerebro, aumentar la presión sanguínea e interrumpir tus hábitos de sueño, todo lo cual envejece. Intenta tomar una sesión semanal de yoga o meditación para mejorar tu estado de ánimo y calmar tu mente.

 

8. Mantener los vicios al mínimo.

El exceso de alcohol puede desencadenar brotes de rosácea y exacerbar las líneas finas, el acné y las arrugas, que al instante te hacen ver mayor. Fumar (e incluso el humo de segunda mano) desencadena la descomposición del colágeno, lo que puede provocar una piel flácida y floja. La acción de fruncimiento de la boca al fumar también provoca arrugas profundas alrededor de ella. Grandes cantidades de cafeína pueden causar deshidratación y aumento de la ansiedad; ninguno de los cuales es bueno para el cuerpo y la piel, por lo tanto, consume café y bebidas con moderación.

 

9. Comer bien.

Eres lo que comes, tu dieta hace una gran diferencia en la forma en que envejeces y se siente. Los antioxidantes y las vitaminas en frutas y verduras pueden mantener tu piel con un aspecto más joven. El resveratrol, un poderoso antioxidante que se encuentra en las uvas, incluso se ha demostrado que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. Los ácidos grasos Omega-3 ofrecen muchos beneficios antienvejecedores, por lo que debes consumir dos porciones a la semana de pescado graso como el salmón, la trucha o el atún.

 

10. Dormir lo más posible.

¡No le dicen “sueño de belleza” por nada! Mientras duermes, tu cuerpo libera una hormona de crecimiento que ayuda a restaurar el colágeno y la elastina, los componentes esenciales de una piel joven y saludable. También se ha demostrado que dormir siete a nueve horas cada noche disminuye el riesgo de obesidad, enfermedad cardíaca y diabetes.

Síguenos en facebook