8 Tips Para Lograr Una Piel Perfecta En Una Semana

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Sí, siete días son posibles para lograr que tu piel se vea mucho más linda y radiante.

Puedes pensar que es imposible lograr una piel perfecta en una semana, quizás incluso creas que no es suficiente siquiera un mes. Cuando se trata de la piel, hay muchísimos factores que controlan cómo actúa y cómo se comporta, entonces ¿qué hacer para mantener el control? Hay algunos trucos y consejos que puedes seguir para lograr cambios súper rápidos y significativos en ti piel. Créenos y verás la diferencia tú misma.

 

 

1. Cambia tu base.

Es fundamental tener una base que se ajusta a tu tipo de piel. Si notas que tu cutis está seco y quebradizo, o demasiado grasoso, entonces es hora de que cambies tu base.

 

2. Limpia, limpia y limpia.

Hagas lo que hagas, no te acuestes maquillada. Busca un buen limpiador y no te olvides de usarlo, porque esa es la principal razón de los brotes de granos o acné. Despeja la piel de todas las impurezas del día, especialmente si vives en la ciudad.

 

3. Mantente siempre hidratada.

La clave para mantener una buena piel es la hidratación. No sólo nos referimos a tomar dos litros de agua al día, sino que a elegir productos humectantes que trabajen sobre tu piel intensamente. Conocer tu tipo de piel es esencial para elegir los productos que realmente se ajustan a ella.

 

4. Evita la piel opaca.

La piel opaca nos ataca a todas, especialmente cuando estamos estresadas. Una buena forma de tratarla es con productos de pomelo, que tiene sorprendentes propiedades energizantes.

 

5. Cambia la funda de tu almohada regularmente.

¿Sabías que cuando duermes, el aceite de tu pelo cae sobre tu almohada? Entonces, después de una semana, esto se acumula y se transfiere a tu cara mientras duermes, lo que definitivamente no es la definición de sueño de belleza. Asegúrate de cambiarlas una vez a la semana.

 

6. Rutina de belleza nocturna.

Usar un producto que actúe mientras duermes es la clave. Puedes despertar sintiéndote fresca además de verte bien. Busca un aceite nocturno que ayude a la hidratación y elasticidad, y verás que despertarás con la piel mucho más brillante y radiante.

 

7. Exfolia más.

Probablemente te exfolias de vez en cuando, pero la dosis ideal de exfoliación es en realidad al menos dos veces a la semana, u ojalá día por medio. Si tienes la piel sensible, es mejor que elijas un exfoliante suave.

 

8. Enfría.

Después de tu ritual nocturno, pon un cubo de hielo sobre tu rostro para asegurarte de cerrar tus poros y evitar que las impurezas entren en tu piel. El hielo también sirve para suavizar el enrojecimiento y aliviar las imperfecciones.

Síguenos en facebook