Cómo Cortar Tu Flequillo En Casa Como Una Profesional

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Estás lista para el desafío? ¡Es mucho más fácil de lo que crees!

Para las que usan flequillo, tienen ganas de empezar a usarlo o alguna vez lo han tenido, deben saber que la mantención es todo un tema. Sales de la peluquería con el nuevo look impecable, pero a las tres semanas ya nada es igual. No logras ver, perdió la forma, etc. Es un estilo de alto mantenimiento y por lo mismo aquí tenemos la solución para que no tengas que ir todo el tiempo a la peluquería: aprender  a cortarlo tú misma. Sí, es absolutamente posible, sólo tienes que perder el miedo y para eso te dejamos a continuación el paso a paso completo para que aprendas a cortar tu chasquilla como una profesional.

 

 

Consigue las herramientas correctas.

Lo primero es lo primero: baja esas tijeras de cocina y consigue unas adecuadas. Si vas a cortar tu propio flequillo vale la pena la inversión en unas buenas tijeras, si no lo haces corres el riesgo de obtener un resultado disparejo e imperfecto, lo que también puede producir puntas partidas antes de tiempo. Además, no te olvides de tener un espejo a mano, lo vas a necesitar.

 

Primero, peina tu cabello.

El paso más importante para cortar tu flequillo es el trabajo de preparación, lo que significa que debes asegurarte de que tu pelo esté completamente seco y peinado antes de tomar las tijeras. Peina tu flequillo como normalmente lo usas, para que así no tengas problemas después en el día a día y vayas viendo el resultado a tiempo real mientras lo cortas.

 

 

Mantén algunas pinzas y clips a mano.

Apenas te cortes el flequillo se desplegará un abanico y se volverá mucho ancho de lo que inicialmente habías planeado, así que asegúrate de seccionar el resto de tu pelo antes de empezar.

Si estás cortando tu flequillo desde cero, necesitarás cortar un mechón de pelo que se convertirá eventualmente en tu chasquilla. Usando una peineta y define un triángulo desde tus cejas y hacia atrás en dirección al centro de tu cabeza. Mientras más se extiende el triángulo hacia atrás, más grueso será el flequillo, así que tenlo en cuenta.

 

Haz capas.

No debes cortar todo el mechón al mismo tiempo, además de que el resultado no se verá bien, es mucho más fácil cometer errores. En lugar de eso, trabaja con mechones delgados, dividiendo el mechón grande en dos o tres capas horizontales, empezando por la capa inferior y luego hacia arriba.

 

Corta hacia arriba.

Sí, esto suena contradictorio, pero efectivamente tienes que cortar hacia arriba y no recto. En lugar de poner las tijeras de manera horizontal haciendo una línea recta, corta apuntando hacia arriba. Esto dará un acabado mucho más natural y liviano , además de una línea más difusa.

 

 

Parte de a poco.

El mayor error que cometemos cuando cortamos nuestro propio flequillo es dejarlo demasiado corto. Las mejores chasquillas son las que tienen algunas capas graduadas que empiezan más largas alrededor de la cara y luego se van acortando. Una buena opción para empezar es cortar la primera capa a la altura de la nariz y ver cómo reacciona tu pelo antes de seguir acortando.

Una vez que estés satisfecha con la longitud de esa primera capa, el trabajo duro está hecho. Luego sigue con la primera capa marcando con pinzas el límite y termina cuando ambas capas se mezclen.

Síguenos en facebook