Esto Que Estás Haciendo Está Arruinando Tus Productos Para El Cuidado De La Piel

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Que pasaría se te dijéramos que estás haciendo que tus productos para la piel no funcionen del todo bien?

Por muy horroroso que suene, es totalmente posible, y todo está relacionado con la forma en la que guardas tus productos. Hay lugares en los que nunca jamás deberías guardar tus productos, y para evitar que sigas desperdiciando tu dinero te daremos algunos consejos!

 

1.

Si tu lavamanos esta cerca de la ventana, guarda tus productos en los cajones del baño o en un lugar más oscuro. La luz del sol puede descomponer los ingredientes activos y hacerlos menos efectivos, especialmente aquellos que vienen en envases transparentes.

 

2.

La humedad es el enemigo de todos los productos de belleza, especialmente de cremas y máscaras guardadas en frascos. El vapor de la ducha puede generar humedad en el aire y arruinar tus productos que ya están abiertos (puede provocar el crecimiento de microbios). Además tienes que ser muy cuidadosa con ítems como el shampoo, bálsamo y limpiadores que dejas en la ducha, ya que cuando les entra agua por accidente puede formarse moho y otras bacterias.

 

3.

Guardar algunos productos en el refrigerador puede alargarles la vida útil, especialmente a aquellos más naturales que no tienen conservantes. Asegúrate de mantenerlos en un compartimento distinto en el que puedas regular la temperatura.

 

 

4.

Eso sí, debes asegurarte de no guardarlos en un lugar muy frío. Nunca guardes tus productos en el freezer o cerca de una ventana en el invierno. Cuando los productos están muy helados o se congelan los ingredientes se pueden separar, y eso puede provocar daños en tu piel.

 

 

 

 

 

 

Síguenos en facebook