Por Qué Estás Perdiendo Tu Brillo Facial Y Cómo Recuperarlo

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Lucir una piel ultra brillante es posible gracias a estos 6 simples tips.

Lograr un resplandor óptimo no siempre es tan fácil como pensamos, y algunas no nacimos con una piel naturalmente resplandeciente. De hecho, muchas de nosotroa luchamos contra la piel sin brillo que siempre ha estado presente o se ha desarrollado con el tiempo. Si estás reflexionando sobre las causas, la verdad es que pueden haber una variedad de factores que contribuyen, pero afortunadamente todos pueden recuperarse.

Si buscas recuperar tu brillo o mejorarlo, sigue leyendo.

 

 

1. No estás tomando suficiente agua.

Este es evidente. Si no estás tomando suficiente agua, se mostrará a través de tu piel. Debes concentrarte en beber los 8 a 12 vasos de agua recomendados todos los días si tu piel está perdiendo su resplandor natural.

 

2. No estás durmiendo lo suficiente.

Si no estás durmiendo lo suficiente, prepárate para una piel de aspecto cansado y sin brillo. Cuando tu cuerpo está cansado, la piel no logra obtener el flujo de sangre o el oxígeno necesarios para lucir vibrante. Esto dará como resultado inflamación, ojeras y un cutis opaco.

 

3. No te estás exfoliando.

Ya deberías conocer los beneficios de la exfoliación. ¿Pero sabías que no exfolirte podría dar como resultado una piel más opaca? Al eliminar las células muertas de la piel que se encuentran en la capa superior, permite que se vea una dermis fresca y de aspecto saludable.

 

4. No estás considerando el ambiente.

Los agresores ambientales (smog, contaminación, rayos UV, etc.) pueden tener un gran y negativo impacto en nuestra piel. Lo peor de ellos es que están completamente fuera de nuestro control, y solo podemos hacer algo para protegernos de ellos. La contaminación descompone el colágeno, por lo que es importante limpiar y mantenerse al día con la rutina de cuidado de la piel tanto como sea posible. No olvides usar factor solar todos los días y tratar de incorporar vitamina C nutritiva a tu régimen diario.

 

5. Estás estresada.

El estrés no es solo una batalla interna. Puede llegar a tu exterior si no tienes cuidado. La tensión en tu piel es inevitablemente notable, por lo que debes hacer todo lo posible para promover un flujo sanguíneo. Aplica algunas compresas frías en tu cara para aliviar la tensión. También puedes darte un masaje rápido frotándote las sienes, el hueso orbital y la línea de la mandíbula durante unos segundos.

 

6. No estás hidratando correctamente.

Si no estás deshidratada por dentro, tu piel podría estar físicamente seca. Duplica la cantidad de crema hidratante o recuerda aplicarla diariamente. Aplicar tu crema hidratante dos veces al día es esencial para ese brillo tan deseado.

Síguenos en facebook