5 Cosas Que Siempre Debes Decir Cuando Vas A Pedir Un Aumento De Sueldo

La evaluación con tu jefe está oficialmente calendarizada y tú has trabajado duro para lograr un aumento. Pero, si no te preparas (y ensayas) para esa reunión, es mucho más difícil que logres que las cosas salgan como te lo has propuesto.

Aquí te dejamos 5 tips para para que salgas airosa de esa conversación!

 

 

1. Centra el diálogo en por qué lo mereces (en lugar de por qué lo necesitas).

En la reunión, adhiérete al guión de explicar por qué te has ganado un aumento de sueldo (aquí es cuando tienes que mostrar tus atributos) en lugar de por qué lo necesitas para tu día a día (como que tu arriendo acaba de subir y estás nerviosa por el pago de las cuentas). Tu jefe no es responsable de tu presupuesto, pero sí lo es de reconocer y compensar monetariamente tu crecimiento.

 

 

2. Memoriza tres logros significativos que hayas alcanzado.

Es natural sentirse nerviosa antes de entrar a una evaluación, así que ten súper memorizados o apuntados tres hitos significativos que has logrado el último año. (Por ejemplo, trajiste un nuevo negocio que impulsó a la compañía). Claro, puedes traer un papel con eso anotado, pero te sentirás mucho más segura si ensayas estos logros y memorizas los detalles para así llevar una conversación más natural y fluida.

 

 

3. Y explica cómo esos tres logros han ayudado a las metas de la empresa.

Tu trabajo es importante, sin duda. Pero cuando se trata de negociaciones salariales, tienes que expresar cómo tu trabajo se conecta con lo que sigue hacia adelante. Una vez más , prepara las cosas y da un paso atrás: ¿Cuál es la iniciativa más importante de tu área para este año? Habla de tu impacto en el panorama más amplio y detalla cómo puedes ayudar en él.

 

 

4. Lleva en mente un número específico.

Tener en mente una solicitud de sueldo es útil para lograr que tu jefe esté en la misma página que tú. Tienes que tener un par de cosas en cuenta: No tienes que pedir una suma que sea tan grande que no cuadre con tu trabajo (FYI, la mayoría de los aumentos son de alrededor de un 10%). También tienes que estar preparada para recibir una contra oferta (Y si el aumento no es posible, pide que agenden otra fecha futura para poder volver a pedirlo).

 

 

5. Reitera todo lo que te gusta tu trabajo y qué es lo que sigue adelante para tu cargo.

Sin importar la dirección en la que vaya la conversación, es importante que muestres tu compromiso con la empresa y le recuerdes a tu jefe el valor que tienes en tu equipo. Ahora, anda adelante y pide ese aumento que te mereces!

Síguenos en facebook