7 Frases Que Debes Dejar De Decir En El Trabajo

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Quieres tener un mejor desempeño, empezar a sentirte más segura y valorada en el trabajo? Sigue estos consejos!

Las palabras tienen el poder de ayudar o dificultar el desempeño y la perfección, especialmente en el trabajo. Por eso es muy importante tener un buen manejo de las palabras y frases que usamos en el día a día, y en el trabajo estas son las 7 frases que debes eliminar de tu vocabulario para que suenes más confiada y segura de lo que ya eres!

 

 

1. Házmelo saber

Colocar “házmelo saber “al final de un mail, o usarlo en una conversación o reunión puede sonar como una buena idea. Suena educado y respetuoso, pero no ayuda en nada! No sugiere ni describe los próximos pasos a a seguir, no entrega una dirección clara. Y lo peor de todo es que le deja la carga y la responsabilidad de hacer todo el trabajo a otra persona.

Es bastante más recomendable hacer preguntas directas, e ir al grano de inmediato: ¿Debemos fijar una reunión para esto?, ¿Se debe hacer un borrador antes de juntarnos?, ¿Cuanto plazo tenemos para entregar la presentación?… etc

 

 

2. “Siento que…”

Todas hemos estado ahí paradas diciendo “Siento que…” Esta frase es comúnmente utilizada para proponer una idea o un punto de vista pero sin estar completamente segura, y decimos eso antes para protegernos antes una posible crítica. Eliminar esas palabras de tu vocabulario usado en la oficina hará que te tomen más en serio, y además es bastante más efectivo.

Imagina decirle a tu jefe “Siento que debería tener un aumento”. Él o ella sentirá que debe preguntarte las razones de por qué te lo mereces. Pero si vas donde el o ella y le dices “Me gustaría que consideraran subirme el sueldo este año por x motivo”, la pregunta te hace sentirte bastante más segura y verás que la respuesta será mejor.

 

3. No hay problema

Muchas personas están acostumbradas a responder de manera automática “no hay problema” cuando alguien les dice “gracias!”. Responder siempre esto, actuando como si no fuera nada, aún cuando muchas veces si lo es y de verdad nos sentimos agradecidas de que nos den las gracias, nos hace preguntarnos porque no respondimos simplemente “De nada”?.

Cuando dices “De nada”, estás diciendo “Si, lo hice por ti”, y la verdad es que es necesario sentirse apreciada y reconocida por el trabajo que uno realiza.

 

4. Sólo

Revisa tu mail y elimina todas las veces que hayas usado la palabra “sólo” como un índice de lo que haz hecho o dicho. Si eres como la mayoría, probablemente uses mucho esta palabra sin siquiera pensarlo. “Sólo” es una frase calificativa, que suena respetuosa para cuando te estás refiriendo a alguien más inteligente o mejor que tú. Ese puede ser el caso, pero te deja siempre en una posición de subordinada. Descubrimos que muchas personas la usan cuando se sienten nerviosas por pedir algo o cuando le estás pidiendo un poco de su tiempo a alguien. Pero debes darte cuenta de que no sirve de nada!

Fíjate en la diferencia “Sólo quería saber tu opinión” versus “Quiero saber tu opinión”, que suena bastante más claro y confiado. Elimina esta palabra de tus frases y verás que el mensaje que quieres entregar será bastante más claro y te hará ver mas confiada.

 

5. “Probablemente esto sea una mala idea, pero…”

Imagina que estás sentada en una reunión haciendo un “brainstorming” y se te viene la idea perfecta a la mente. Esperas el momento perfecto para comentar tu idea, pero luego antes de que puedas decirla se te vienen a la cabeza algunos fallos y errores. Y así es como empiezas:

“Esto puede estar mal, pero…”

“No soy una experta, pero…”

“Esto puede no funcionar, pero…”

¡No hagas esto! ya que la mayoría de las veces muestra demasiada humildad y reduce las expectativas de tus oyentes. Generalmente uno usa estas frases cuando somos un poco tímidos o estamos nerviosas. Pero si no creemos de verdad en lo que estamos diciendo ¿Que creerá la audiencia?… Mantén tus creencias y comparte tus ideas con confianza!

 

 

6. ¿Te hace sentido?

Cuando hablamos en una reunión o en una situación del trabajo y hay minutos de silencio entramos en pánico ¿La gente estará confundida? ¿Lo odiaron? ¿Que habré olvidado decir?…y luego rellenamos esos momentos de pausa con preguntas como  ¿Te hace sentido? Y esto no ayuda en nada! Sí, es importante invitar a los oyentes a que entreguen un feedback y que veamos si entendieron, pero si alguno quedó confundido y le hacemos la pregunta “¿Te hace sentido?” es probable que diga que esta confundido. Por eso mismo es preferible no sugerir que no hemos sido coherentes cuando hablamos.

 

7. ¿Cómo puedo…?

Dos palabras… “Google it” (búscalo en Google). Siempre es necesario que pongamos nuestra pregunta en Google antes de ir donde un compañero o jefe a hacérsela. Esto no solamente nos ahorra tiempo, sino que también te hace ver más inteligente ya que te distes el tiempo de buscar las respuestas tú mismo.

Este tip puede sonar muy obvio, pero si te empiezas a dar cuenta verás que la gente (incluidas nosotras) hacemos preguntas a diario que podríamos habernos respondido antes mediante Google. Eso además te permite concentrate más en tu trabajo ya que no tienes que estar preguntando al resto todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en facebook