7 Maneras Efectivas De Mejorar El IQ Emocional De Tu Relación

La inteligencia emocional (EQ) juega un rol clave en determinar si tu relación será exitosa, pues habla de la manera en que una pareja interactúa y comunica sus sentimientos. Ahora si tú y tu pareja manejan y procesan diferente las emociones, no significa que estén destinados al fracaso, pero sí que deberán dedicar más tiempo descifrando cómo relacionarse…

¿Cómo mejorar el EQ de tu relación? Más abajo te contamos!
 

 

A photo posted by Gigi Hadid (@gigihadid) on

1. No rechaces los sentimientos “feos”: Reprimir o ignorar ciertas emociones, como los celos, la tristeza o el enojo, siempre es poco sano y puede causar mucho daño en una relación. Es mejor que los enfrenten de una, pues tarde o temprano resurgirán.

2. Hablen sobre los temas incómodos: Puede que no sea romántico y suene odioso, pero a medida que veas que las cosas se ponen serias, no debes tener miedo de instigar conversaciones sobre temas o sentimientos complicados. Por ejemplo, si odias cómo te responde por Whatsapp, es importante que lo verbalices pues él puede no tener idea de su error.

3. Ten conciencia de tu tono: La manera en la que se comunican es un importante factor a la hora de predecir si una relación funcionará o no. Cuando un tono de enojo o molestia se usa con demasiada frecuencia, las probabilidades de que la relación dure disminuyen con rapidez. Por lo tanto, sin importar porqué están discutiendo, respirar profundo y responder con respeto y calma es un pequeño gesto que puede hacer maravillas a largo plazo.

4. Ten expectativas realistas: Si planean tener una relación duradera, debes aceptar que va a requerir esfuerzo y ajustes de ambas partes.

5. Escucha: Puede parecer repetido, pero es una de las cosas más básicas que puedes hacer para mejorar el EQ de tu relación. Aprender a escuchar a tu pareja sin emitir juicios es tan importante en el día a día, como cuando están en desacuerdo o pasando por un mal momento.

6. No temas a las discusiones: Igual de importante que enfrentar los sentimientos poco placenteros, es perder el miedo a las discusiones. Es necesario que las aceptes como una parte inevitable y necesaria de la vida, que puede incluso terminar fortaleciendo la relación.

7. Conoce tus fortalezas y debilidades: Una buena manera de mejorar el EQ de tu relación, es tener conciencia de tus propias fortalezas y debilidades, y las de tu pareja. ¿Quién se enoja con más facilidad? ¿Quién necesita que lo escuchen luego de un mal día? Es importante que tengan claro cómo cada uno reacciona ante cada situación para que puedan manejarlas mejor y generar lazos más fuertes.

Síguenos en facebook