8 Inesperadas Cosas Que Desencadenan La Ansiedad

Desde alimentos hasta desequilibrios hormonales, estos son algunos de los desencadenantes de ansiedad más comunes.

Cualquiera que haya experimentado cuadros de ansiedad, sabe lo terrible y debilitadores que son. Quizás te preguntas qué es lo que lo produce o qué puedes hacer para evitarlo, o para saber cómo pararlo en seco una vez que llega.

Los factores que intervienen en la ansiedad pueden ser únicos para cada persona y la mayoría de las veces se le deben atribuir varios factores a este problema. Mientras que algunos son controlables y otros no, saber y entender qué podría ser la causa de la ansiedad es un paso bastante util para manejar este problema.

 

 

1. Cafeína.

Todos tenemos un gen de cafeína que determina cómo el cuerpo se verá afectado por este estimulante. Si tu cuerpo metaboliza lentamente la cafeína, esto puede aumentar los sentimientos de ansiedad.

 

2. Azúcar.

Hay estudios que muestran que el azúcar aumenta la ansiedad y que mientras más comes, aumentan las probabilidades de sentir ansiedad.

 

3. Desórdenes del ciclo menstrual.

Los desequilibrios hormonales son comunes en las personas con ansiedad y pueden ocurrir en cualquier minuto durante el ciclo. Sin embargo, antes de la menstruación, es el momento más común de desórdenes hormonales.

 

4. Problemas a la tiroide.

Los receptores de la tiroides se encuentran en cada célula de tu cuerpo, así que los problemas de tiroides pueden ser un factor de ansiedad, ya que es la encargada de controlar gran parte de lo que pasa en el organismo.

 

5. Alcohol.

Estudios han demostrado que tomar alcohol puede hacer que el cerebro esté más susceptible a la ansiedad, y además puede empeorar los trastornos de ansiedad ya existentes en el cuerpo.

 

6. Deficiencias nutricionales.

Las vitaminas y minerales como el litio, la vitamina D y el magnesio están asociadas con la ansiedad. Si tienes deficiencia de alguno de estos, podría ser un desencadenante de la ansiedad.

 

7. Inflamación.

Aunque suene raro, nuestro intestino está conectado con el cerebro. Esto significa que si alguna bacteria en tu intestino está desequilibrada y causa inflamación, puede contribuir a cuadros de ansiedad.

 

8. Activación del receptor 5HT2A.

El cerebro contiene receptores 5HT2A (similar a la serotonina), que cuando se activan por factores como el estrés, también contribuyen a desencadenar ansiedad.

Síguenos en facebook