Cómo Ahorrar Cuando No Eres Precisamente Ahorrativa

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Si lo tuyo no es ahorrar pero quieres empezar a hacerlo, estos tips te ayudarán.

Todas tenemos el sueño de ahorrar. Algunas son más ordenadas y tienen sus finanzas perfectamente cuadradas para poder guardar algo de dinero todos los meses, mientras que otras no saben exactamente cuánto entra y cuánto sale o creen que simplemente no son hechas para eso.

Para ayudarte a encontrar ese equilibrio que todas buscamos y tener la tranquilidad de unos ahorros que crecen mes a mes, te dejamos estos útiles consejos que puedes aplicar con tus finanzas personales.

 

 

1. Crea autopagos.

Es probable que todas hayamos escuchado que primero debes pagarte a ti misma: la idea es que apenas te paguen, guardes dinero en tus cuentas de ahorro e inversión antes de pagar cualquier otra cosa. Es genial, en teoría. Pero digamos que te acaban de pagar y, aunque sabes que debes transferir plata a tus ahorros, también tienes ese fin de semana esperado y quieres dejar un poco más en tu cuenta corriente, por las dudas. Entonces, decides que harás la transferencia cuando vuelvas de ese viaje.

Para combatir esto, configura una transferencia automática de tu cuenta corriente a la de ahorros tan pronto como tu sueldo entre a tu cuenta.

 

2. Crea una barrera.

Esto puede parecer una cosa increíblemente pequeña, pero tiene un gran impacto cuando se trata de evitar el gasto en exceso: mantener la cuenta corriente en un banco y la de ahorros en otro. Esta barrera mantiene la cuenta de ahorros fuera de vista y fuera de la mente. También te impide acceder a los fondos de la cuenta de ahorros con demasiada facilidad.

 

3. Conoce tus desencadenantes de gastos.

Los factores desencadenantes de gastos pueden ser personas, situaciones o tiendas. Por ejemplo, el estrés puede ser un factor desencadenante de gastos. Lo importante es que cuando descubras cuál es el tuyo, busques maneras de distraer la atención de gastar.

 

4. Domina la pausa.

Antes de comprar cualquier cosa, haz una pausa y pregúntate: ¿gastar en esto me hará más feliz? Hacer una pausa y reflexionar cuando estás haciendo una compra te ayuda a evitar los gastos sin sentido.

 

5. Fíjate metas emocionantes.

Tener un objetivo emocionante te ayudará a enseñarte a cómo realmente mejorar tus esfuerzos de ahorro. Empezarás a poner atención a cada gasto preguntándote si realmente vale la pena eso, versus estar un poco más cerca de tu gran meta.

 

6. Abraza las soluciones digitales.

Las soluciones digitales pueden facilitar casi todo en la vida: pedir un taxi, comida, etc. Entonces, ¿por qué no usar una aplicación para ayudarte a ser más ahorrativa? Existen muchas que te pueden ayudar en ese objetivo, pero no harán el ahorro por ti, son básicamente la guinda de la torta. Una que puedes usar es Qapital, que tiene muchas funciones diferentes para ayudar a ordenarte con tus gastos y ahorrar.

 

7. Juega al 1%.

Cuando configures tu ahorro mensual automático, hazlo subiendo un 1% mes a mes. No echarás de menos ese café que no podrás tomarte, y verás cómo de un año a otro, tus ahorros aumentarán significativamente sin darte cuenta.

 

Síguenos en facebook