Cómo Darte Cuenta Si Usas La Comida Como Escape Emocional

Seguramente te resulta familiar la expresión “alimentación emocional”. Y es que muchas veces, cuando tenemos un mal día, la comida es el único aliado capaz consolarnos. Llegamos a nuestra casa con una angustia gigante y nos devoramos la cassata de helado completa sin darnos cuenta. Esto, aunque muchas veces es una ayuda para escapar de nuestros problemas, puede traernos serias dificultades de salud, por lo que es sumamente importante que te aprendas a controlar ante esta situación.

Por eso, aquí te mostramos algunas señales de alerta que pueden ayudarte a reconocer cuándo estás usando la comida como un escape emocional.

¿Estás lista?

eat

 

 

Tienes hambre todo el tiempo

El hambre es una sensación física. Cuando tu cuerpo necesita comida, te avisa con señales, como la falta de concentración, el rugir de estómago, o la fatiga. El “hambre emocional”, es una sensación completamente distinta que viene de la nada y te hace sentir hambriento todo el tiempo.

 

 

Comes bajo presión

Los altos niveles de estrés en tu cuerpo incrementan la producción de cortisol, una hormona que te incita a comer alimentos ricos en sal, grasas y azúcares. Y aunque este tipo de comidas te ayudan a sentirte mejor por un instante, no te ofrecen ningún beneficio nutricional, por lo que podrían perjudicarte más adelante.

 

 

emrata

 

 

Se te antoja algo concreto

Cuando sientes que solo un alimento es capaz de satisfacer tu apetito (como un pedazo de pizza o un helado), es muy probable que estés pasando por un periodo de agotamiento, el cuál muchas veces produce deshidratación. Si antes que nada tomaras un vaso de agua, le estarías entregando a tu cuerpo lo que realmente necesita disminuyendo así las posibilidades de tener un antojo.

 

Te refugias en la comida después de un día duro

Cuando eras pequeña, muchas veces te deban comida como recompensa o para calmarte cuando algo malo pasaba. Ahora que eres adulta, sigues relacionando la comida como un refugio que te calma y alegra.

 

gigihadid

 

Comes sin darte cuenta

Seguramente has notado que en casi todas las reuniones sociales hay comida de por medio.  Y es que muchas personas necesitan masticar algo para poder interactuar con mayor facilidad. Esto te lleva a comer en exceso y sin darte cuenta. Prueba entonces con aperitivos saludables como frutos secos o bastones de verduras.

 

 

 

 

Síguenos en facebook