El Desafío De 12 Meses Que Querrás Seguir El 2018

Simples metas cada mes pueden hacer del 2018 el mejor año de tu vida.

Ya sea que quieres ponerte en forma, mejorar tus hábitos de alimentación o tener más tiempo para ti el 2018, todo se reduce a un poco más de autocuidado. Este año, en lugar de fijarte un objetivo gigante, plantéate cumplir desafíos más pequeños que puedes ir haciendo cada mes.

Para aumentar tu salud física y emocional, te animamos a que te sumes al siguiente desafío…

 

 

Enero: Alimenta tu alma.

El nuevo comienzo propio del año nuevo, es un buen momento para mirar nuestra dieta y analizar cómo nos sentimos después de cada comida. Tómate el tiempo para preparar tus comidas y planificar, centrándote en cocinar cosas nutritivas. Después de todo, comer bien es el mejor autocuidado.

 

 

Febrero: Fíjate límites digitales.

¿Te estresa la tecnología? Establece límites. No siempre tienes que responder inmediatamente todos los mensajes que te llegan o decir que sí a todo. No siempre tienes que estar “en línea”, ya sea en redes sociales o en tu mail. Delimita una zona de tu casa que sea “sin celular” o una “hora de acostarse” para tus aparatos electrónicos. Crea estos hábitos a principio de año para poder seguirlos durante los próximos meses.

 

 

Marzo: Desafío de meditación.

Sabemos que pedirte que medites todos los días de Marzo puede ser un poco agresivo, así que te proponemos el objetivo de meditar al menos 10 veces, por al menos dos minutos. Pon algunos recordatorios en tu calendario de este mes, elige un lugar acogedor e instrúyete si necesitas un poco de orientación.

 

 

Abril: Hazte un tiempo para tomar té.

El té puede hacer cosas maravillosas para tu mente, cuerpo y alma. Este mes queremos que pruebes todos los diferentes tipos de té y te relajes con uno nuevo todas las noches hasta que encuentres el que más te gusta. ¡Será una buena instancia para descansar!

 

 

Mayo: Encuentra tu felicidad.

Este mes busca un ejercicio de bajo impacto como caminar, yoga, pilates, natación o ciclismo y agrégalo a tu rutina dos veces por semana. Consejo: intenta hacer algo al aire libre y en un área llena de naturaleza como un parque, si es posible.

 

 

Junio: Conoce el rollo de espuma de alta densidad.

Tienes que conocer el rollo de espuma de alta densidad. Sirve como terapia de masajes pero para esto debes aprender y buscar cuáles son los puntos e tensión en tu cuerpo. No sólo te ayuda a tener mejores entrenamientos, sino que también a que tu cuerpo se sienta mejor todos los días.

 

 

Julio: Rutina matutina.

¿Quieres despertar con el pie derecho? ¿Empezar el día con un poco de cuidado personal? Todo empieza con tu rutina matutina. Tómate unos minutos extra cada mañana. ¿Puedes desafiarte a levantarte 30 minutos antes cada día? Tendrás tiempo para un poco de meditación, tomar un buen desayuno o incluso un entrenamiento rápido.

 

 

Agosto: Prueba aromaterapia y aceites esenciales.

Esperemos que pruebes esto durante todo el año, pero en Agosto queremos que crees tu propia rutina de aromaterapia en tu casa o en tu oficina. Encuentra los aceites que son mejores según lo que necesitas para tu salud. ¿Necesitas lavanda relajante o buscas cítricos energizantes?  Tal vez quieras respirar un poco más profundo con eucalipto o tratar esos dolores de cabeza producto de la tensión con menta.

 

 

Septiembre: Desafío del sueño.

Ya es hora de crear una rutina que te ayude a dormir más tranquila, y esta es tu meta: dormir al menos 8 horas completas cada noche durante todo el mes. Fija una hora de acostarte y respétala. Dormir no sólo te ayudará a aumentar tus niveles de energía, sino que también beneficia tu sistema inmunológico y tu capacidad de perder peso (si es un objetivo para ti). Además, te ayuda a reducir los niveles de estrés.

 

 

Octubre: Escribe en un diario.

Tómate al menos unos minutos cada noche o cada mañana para escribir en tu diario. Empieza por lo que estás agradecida y continúa escribiendo todos esos objetivos, sueños , esperanzas, planes e ideas. La autorreflexión y un poco de tiempo contigo misma en paz y tranquilidad te ayudará a equilibrar tu día a día.

 

 

Noviembre: Haz algo por el cuidado de tu cuerpo.

Hazte un masaje, prueba la acupuntura, hazte un tratamiento de reiki, anda donde un nutricionista, disfruta de un entrenamiento personal o visita un spa. Sólo tienes que hacer una de estas acciones, pero si estás lista para el desafío, en Noviembre deberías probarlos todos. Antes de que empiece la locura navideña, regálate una alta dosis de auto cuidado.

 

 

Diciembre: Entrega de vuelta.

¿Sabes lo que te hacer sentir bien? Ayudar a otros. Las fiestas y feriados de fin de año son el momento ideal para tomarse un día como voluntaria y dedicarlo a algún lugar que te toque el alma. Esto te ayudará a sentir que has marcado una diferencia, además de ser la manera perfecta de terminar el año y pagar de vuelta toda esa buena energía que has estado acumulando.

Síguenos en facebook