Este Postre Es Tan Sano Como Una Ensalada

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Que sea un postre, no quiere decir que tenga altos niveles de azucares ni carbohidratos…

Aunque no lo creas, el postre que te enseñaremos a preparar a continuación, es tan saludable como una ensalada.

¡Así es!

Con ingredientes naturales, llenos de fibras y vitaminas, este pastel vegano de zanahoria promete llenarte de energía y mucho sabor.

¡Sigue bajando para ver esta simple receta que no necesita horno!

 

 

 

 

Ingredientes: Para 6 porciones

Para el frosting
-1 taza de castañas de caju (previamente remojadas en agua durante 4 horas)
-1/2 taza de leche de almendras
-4 cucharadas de miel
-1 limón (su jugo)
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-1 pizca de sal
-3 cucharadas de aceite de coco derretido
-1 naranja (su ralladura)
Para la masa
-1 taza de dátiles picados
-1 naranja (su jugo)
-2 tazas de harina de almendras (puedes hacerla tu misma moliendo almendras en una procesadora)
-1 taza de nueces molidas
-1 taza de zanahoria rallada
-2 cucharadas de aceite de coco derretido
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-1 cucharadita de canela molida
-1/4 de cucharadita de jengibre molido
-1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
-1 pizca de sal

 

 

 

 

Preparación

-Forrar un molde cuadrado (de 20 x 20 cms aprox) con papel mantequilla.
Para el frosting
-En una licuadora, combinar las castañas de caju escurridas con la leche de almendras, la miel, el jugo de limón, el extracto de vainilla, la sal y el aceite de coco. Mezclar todo hasta obtener una consistencia suave y cremosa.Verter el frosting en un bowl.
-Con una espátula, agregar de a poco y con movimientos envolventes la ralladura de naranja.
-Cubrir el bowl con un film plástico y refrigerar durante una hora o hasta que el glaseado se endurezca.
Para la masa
-En un procesadora de alimentos, combinar los dátiles picados con el jugo de naranja. Mezclar hasta obtener una pasta bien espesa.
-Transferir la mezcla a un bowl grande y colocar encima los demás ingredientes. Mezclar todo con ayuda de las manos, hasta obtener una pasta espesa y bien pegajosa.
-Transferir la masa al molde previamente forrado. Presionar con los dedos humedecidos hasta conseguir una base firme y uniforme.
-Cubrir encima con el frosting y congelar por una hora.
-Para servir, retirar del freezer, desmontar del molde y adornar encima con ralladura de naranja y nueces picadas.

 

Síguenos en facebook