Estos 30 Hábitos Diarios Te Ayudarán A Bajar De Peso De Manera Inmediata

¿Tratando de perder peso? Todo empieza por hacer pequeños cambios en la cocina y en tu dieta que te entregarán resultados increíbles!

Por eso les dejamos 30 tips de la nutricionista Julie Upton, RD, de “Appetite For Health” que te ayudarán a eliminar tus malas costumbres y a adquirir hábitos saludables. Imprime tus favoritos y ponlos en tu refrigerador o cocina para recordarlos, y para que logres tener una rutina saludable.

 

 

1. Toma la mitad de tu peso corporal en agua: Puede sonar extremo, pero es lo que deberías hacer. Por ejemplo, si pesas 60 kilos, toma 3 litros de agua aprox al día.

2. Mantén las comidas tentadoras fuera de tu vista: Esconde las cosas más calóricas y tus tentaciones atrás del refrigerador para no verlas, y trae hacia adelante las frutas y verduras.

3. Perfecciona tus porciones: Para esto te recomendamos usar medidores de tazas, ya que a veces tendemos a llenar los platos de comida y eso está haciendo que agrandemos nuestras porciones y nuestro estómago.

4. Planea tus comidas con alimentos de la tierra: Cada vez que quieras cocinar algo piensa en una preparación usando alimentos naturales de la tierra, eso quiere decir que tus platos siempre deben tener un vegetal, o fruta, además de granos. Luego puedes agregar proteínas y extras. Cuando armas tus platos así te aseguras de que estén balanceados.

5. Sustituye el azúcar por pure de frutas: Reduce la cantidad de azúcar refinada reemplazándola por el azúcar de las frutas. Plátanos, manzanas, peras, dátiles, higos y uvas, funcionarán de maravilla.

6. Sigue la regla 10:1: Muchos productos dicen tener granos enteros, pero nosotras recomendamos que vayas tu misma por ellos. La regla es que cuando elijas una comida con granos enteros, tienen que tener 1 grs de fibra por 10 de carbohidratos. Los productos con esa proporción tienden a ser los más saludables y a tener menos azúcar.

7. Limpia tu cocina: Uno de los mejores tips es que limpies tu cocina y que elimines toda la comida chatarra. Una vez que te hayas desecho de la comida poco saludable reemplázala ahora por comida sana como frutas, granos y proteínas. Acá te dejamos una lista con 10 alimentos que siempre deberías tener en tu cocina

8. Pésate los viernes: Este truco te mantendrá muy motivada. Los viernes son perfectos para pesarse porque generalmente es cuando menos pesamos debido a que luego viene el fin de semana, y después de lunes a viernes nos cuidamos más.

9. Prepara tus propias comidas: Las comidas preparadas fuera de casa tienen más calorías, grasas y sodio que las comidas cocinadas por nosotras, y además tenemos menos control de como están cocinadas. Al hacerlas tu misma controlas la cantidad de aceite que usas, de azúcar, y conoces además todos los ingredientes.

10. Sáltate los aperitivos: Debes tener mucho cuidado con los aperitivos, ya que sin darte cuenta puedes estar ordenando uno que tenga más de 800 calorías. En vez de hacer eso, te recomendamos pedir un agregado o una sopa en vez, que rodean las 250 calorías aprox. Prefiere los agregados naturales como vegetales.

11. BYOBB: Este es un término en inglés (Bring your own brown bag), que significa que traigas tu propio almuerzo de la casa a la oficina, universidad, o a donde sea.

12. ¿Con ganas de picotear? Primero ESPERA, y luego piensa en lo que están pensando: Antes de que llegues a esa bolsa de papas fritas, tómate un momento para preguntarte ¿En que estoy pensando? Reflexiona el porqué tienes ganas de comer algo: si de verdad tienes hambre escoge algún snack saludable, pero si tus ganas de comer se deben más a algo emocional como ansiedad, estrés o aburrimiento tómate un minuto para entender que estás comiendo solo por algo emocional y no porque de verdad lo necesites.

13. Duerme más: Este punto es clave si estás tratando de perder peso. Estudios han demostrado que la gente que duerme pocas horas o duerme mal tienden a querer comer comida con más grasa y azúcar. Por lo tanto si quieres tener más energía, sentirte mejor y perder peso, intenta dormir como mínimo 7 horas.

14. Escoge granos enteros: Si siempre estás buscando comer granos refinados, debes probar este desafío: Por un día entero asegúrate que todos los granos que coman sean enteros, como arroz negro y avena que entregan muchos antioxidantes y fibras, y que contienen menos azúcar, sodio y grasas trans.

15. Mantén tus ensaladas bajas en calorías: Las ensaladas son increíbles ya que te ayudan a comer más vegetales, pero no siempre son una opción de bajas calorías debido a que veces le incorporan toppings altos en calorías. Una simple ensaladas que tu creías que era baja en calorías puede transformarse en una comida de 600 calorías. Escoge agregar ingredientes bajos en calorías y ten cuidado también con los aderezos, evita los muy cremosos y con mayonesa.

16. Agrega picante: Agregar un poco de picante a tus comidas puede ayudarte a reducir tu apetito y además activará tu metabolismo. Agrega un par de gotas de salsa picante a tus sopas, huevos, humus, guacamole, guisos etc…

17. Deja de tomar muchos jugos: Las dietas de jugos no siempre son la mejor opción. Estudios de la Universidad de Harvard descubrieron que los adultos que comen las frutas enteras, en especial berries, manzanas y uvas, reducen las posibilidades de tener diabetes tipo 2 en un 26%. Y tomar jugos de frutas incrementaba las posibilidades de tener diabetes. Los líquidos cargados en azúcar pueden producir un alza de azúcar en la sangre muy rápido.

18. Concéntrate al comer: Comer apurada, parada, caminando es lo peor que puedes hacer. Es importante que te sientes a comer, que te asegures de tener los utensilios, que te concentres al masticar, que te tomes tu tiempo para disfrutar de los aromas y sabores. Disminuir la velocidad al comer obliga a tu cuerpo a ponerse en contacto con tu hambre y te mantendrá satisfecha más tiempo.

19. Elimina calorías de tus platos con los toppings: Reduce la cantidad de frutos secos y queso que le agregas a tus comidas al final. No debes eliminarlos por completo, pero agrega menos cantidad.

20. Planea tus comidas: Aprovecha los fines de semana para planer las comidas de la próxima semana. El fin de semana cuando tengas tiempo libre anda al supermercado y compra alimentos para preparar comidas saludables para la semana.

21. Realiza una lista y mantente firme: Hacer una lista de compras te ayudará a tomar buenas decisiones en el supermercado. Ir de compras sin un plan puede hacerte comprar cosas poco saludables, por lo tanto la próxima vez sigue una lista.

22. Endulza de manera natural: Si quieres algo dulce en tu bowl de avena o yogurt, opta por agregar canela, esencia de vainilla o extracto de almendra. Todas entregan dulzura sin tener que agregar azúcar, y además le entregarán un sabor muy rico.

23. Ponle frenos al alcohol: El alcohol es uno de los peores enemigos a la hora de hacer dieta, ya que no solo tiene un alto contenido calórico, sino que también estimula el apetito y hace que podamos resistirnos menos a las comidas altas en calorías.

24. Distráete: Cada vez que tengas ganas de comer algo, distrae tu mente y realiza algo más. Empieza a leer un libro, pon tu música favorita, o revisa tus tiendas favoritas online. Si logras distraerte por 1o minutos la ganas de comer pasarán.

25. Practica el control de porciones: Usar un molde para muffins para preparar bocados de carne, huevo, cacerolas, agregados y postres puede ayudarte mucho a controlar tus porciones. Prueba esta receta de muffins perfecta para una dieta balanceada.

26. No hagas trampa: con la comida y con tu rutina de actividad física. A pesar de que estés estresada con el trabajo, familia o calendario social, no te saltes el gimnasio. Planifica tus rutinas y horarios para evitar hacer trampa.

27. Cierra la cocina luego de comer: Cierra la puerta de la cocina luego de que termines de comer, y permítete solo tomar agua o te después de comida. Que no se te cruce por la mente comer snacks en la noche después de comer.

28. Opta por comer de a bocados: Corta tu sandwich, el plátano o el bagel en cuartos, o intenta cortar el pedazo de pollo en varias rebanadas pequeñas. Esto significa que te demorarás más en comer, y esto engañará a tu cerebro y le hará creer que has comido más.

29. Come en platos pequeños: Come tus comidas en platos más pequeños, esto te ayudará a reducir tus porciones y calorías hasta en un 25%. Escoge bowls pequeños, en los que no quepa más de 1 1/2 taza de comida, y platos de no más de 20 cm de diámetro.

30. No vayas al supermercado con hambre: Este es uno de los peores errores que puedes cometer. Ir de compras con hambre te hará comprar más de lo necesario y comprar alimentos que no deberías ya que solo estás pensando en comer. Además es probable que termines abriendo un paquete de maní o de papas fritas en el recorrido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en facebook