La Dosis Exacta De Cúrcuma Que Deberías Consumir Para Obtener Sus Beneficios Antiinflamatorios

Desde hoy, ¡añade cúrcuma a tu dieta diaria!

La raíz de la cúrcuma se ha usado durante siglos en la medicina ayurvédica y es comúnmente conocida como el color amarillo brillante del curry. Su capacidad como agente antiinflamatorio llamó la atención por primera vez en un estudio que se hizo a personas hindúes e indonesios que comían curry al menos una vez a la semana, y que tenían muy poco riesgo de contraer Alzheimer. Se determinó que las dos especias que hacían la diferencia son la cúrcuma y la pimienta negra.

 

 

La cúrcuma se hizo conocida como una de las especias más maravillosas. Se recomienda para muchos pacientes con afecciones inflamatorias como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, enfermedades autoinmunes como la psoriasis, artritis reumatoide, osteoartritis, Parkinson, Alzheimer, demencia y cáncer.

La curcumina es el compuesto principal de la cúrcuma y su aspecto más poderoso es su capacidad para controlar la inflamación. Por su parte, la inflamación es lo que pone en riesgo a las personas de casi todos los procesos de enfermedades conocidos por el hombre, así que no podemos pasar por alto este alimento.

 

 

Puedes encontrar cúrcuma en forma de especias culinarias en polvo o también en su forma original de raíz, cápsulas y tabletas. Una buena dosis para empezar a obtener todos sus beneficios antiinflamatorios es de 400 a 600 mg de extracto estandarizado de cúrcuma en polvo o curcumina tres veces al día según como tu cuerpo lo tolere. Si ingieres la raíz, la dosis es de 1.5g-3g al día.

Si lo tomas por problemas gastrointestinales, debes encontrar una fórmula con pimienta negra o piperina, ya que se absorbe mejor. La pimienta negra evita que la cúrcuma se descomponga muy rápido, lo que la mantiene en tu sistema por más tiempo. Al consumirla para cualquier problema autoinmune, puedes tomarla sola.

Cocinar con especias es perfecto, pero necesitas una dosis más alta si la estás ingiriendo por una dolencia específica. Las opciones para usarla es casi infinita, por ejemplo, un té de jengibre con cúrcuma, un café con leche de cúrcuma, sopas, etc.

Síguenos en facebook