La Guía Para Limpiar Tu Closet En 30 Días Que Te Cambiará La Vida

Si ya has notado hace un par de meses que tu closet está colapsando entre el desorden y las prendas innecesarias, es hora de que tomes el control!

En vez de pelear por encontrar las cosas que te encanta usar, te retamos a que realices una limpieza de closet y que te enfoques en quedarte con las prendas que realmente amas y usas.

Pero como todas sabemos, enfrentarse a esto puede ser un poco desafiante, y por esto les presentamos un plan de 4 semanas, en la que en cada una deberás enfocarte en un solo aspecto. Después de hacer esto estamos seguras de que te sentirás increíble, y tu closet también!

 

Semana 1: Límpialo

Para la primera semana, el objetivo es tomar el control del desorden general. Durante los próximos 7 días concéntrate en deshacerte de todas las prendas que no usas, para dejarle espacio a las que de verdad amas.

– Aplica la regla del año: Si no usas algo hace un año, deshazte de ella.

– Utiliza el método KonMari: ¿Te produce alegría al usarlo? Si no es así, elimínalo.

– Pruébate tu ropa: Si no te queda bien, no lo usarás por lo que mejor elimínalo.

– Elimina tus prendas en mal estado: Aquellas rotas, manchadas o desgastadas (a no ser de que alguna tenga un valor sentimental muy importante).

 

Semana 2: Ordénalo

Para la segunda semana del desafío, tu meta es ordenar todo lo que decidiste dejarte y lo que vas a regalar.

– Realiza una lista de las prendas que te dejaste.

– Si tienes una pila gigante de prendas que no te vas a quedar: es hora de ordenarlas. Divide las prendas en cajas entre las que vas a donar, botar, reparar o vender.

– Si hay algo que te encanta y necesita reparación, llévalo: Aprovecha también de llevar tus zapatos y carteras a limpiar.

– Realiza una última revisión: Revisa por última vez en cada rincón de tu closet, para que no te olvides de revisar nada y la limpieza sea óptima.

 

Semana 3: Desaste de ello

Finalmente es hora de deshacerte de tus prendas, y de limpiar todo lo que te estaba agobiando.

– Toma tu caja llena de prendas y llévalas a un lugar para donarlas: También puedes intentar venderlas en una tienda de ropa usada si estás buscando ganar un poco de dinero.

– Bota toda la ropa que ya esté muy dañada y que no tenga posibilidad de ser reparada o de ser donada.

– Organiza un intercambio de ropa con tus amigas, para que se queden con esa prenda tuya que siempre te pedían prestada y que tu ya no necesitas. Probablemente también puedes quedarte con algo de ellas que a ti también te encantaba, y todas quedarán felices!

 

Semana 4: Organízalo

Ahora que por fin eliminaste todo lo que no te servía, es hora de ordenar lo que te dejaste.

– Invierte en elementos para organizar tu closet: en colgadores de ropa, en canastos, en percheros para colgar tus carteras, pañuelos… o cualquier cosa que te ayude a ordenarte.

– Dobla las cosas que tengas en los cajones: Te facilitará bastante la búsqueda para cuando necesites algo, y se verá más ordenado.

– Escoge un sistema de organización: Puede ser por colores o por ocasiones para facilitar la búsqueda.

– Mantén tus prendas ordenadas por estaciones: Deja bien guardadas aquellas prendas que no usarás por meses, y deja a la vista aquellas que usarás ahora.

– Continúa con este buen trabajo, y empieza a hacer limpiezas de closet más seguido para evitar el desorden, y para que la próxima vez sea una tarea menos difícil.

 

 

 

Síguenos en facebook