Las 5 Reglas Que Necesitas Seguir Para Fijarte Metas Y Cumplirlas

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Estás lista para alcanzar lo que te propongas?

Ser una mujer profesional puede sentirse muchas veces como tratar de hacer malabarismos con un millón de cosas y aún así no ser lo suficientemente fuerte como para lograr cumplir nuestros propios objetivos. El viaje hasta el éxito no es fácil, pero si sigues estos consejos seguro te mantendrás bien encaminada para establecer y alcanzar tus metas.

 

 

1. Tu plan de ataque.

Todas somos culpables de decir que vamos a hacer algo, pero nunca hacerlo realmente. Pero es porque no tenemos un plan, y nuestros objetivos no se pueden ejecutar sin uno. Al escribir tus objetivos, tanto a largo como a corto plazo, los pondrás en acción y lograrás que se hagan las cosas. Asegúrate de que el plan esté detallado y se establezcan plazos y pasos que garanticen que estés haciendo algo activamente con respecto a eso todos los días.

 

2. Ahora o nunca.

Hacer un plan te motivará, pero sólo es bueno cuando lo pones en práctica. No esperes que sea otro día, que empiece otra semana o un nuevo mes. ¿Por qué no empezar hoy mismo?

 

3. Revisa, re-organiza.

Trata tus objetivos de la misma forma en que lo harías con tu negocio, y cuando veas que una de las estrategias que has probado está fallando, tienes que seguir adelante y probar algo nuevo. No abandonarías tu negocio porque algo no funcionó, entonces no hagas lo mismo con tus metas. Prueba de otra manera, propón una táctica diferente. Siéntate contigo misma, repasa la semana, mira lo que funcionó y lo que no, porque esto sólo te hará más fuerte.

 

4. Descubre tu propósito.

Las metas sin un propósito son difíciles de cumplir, es por eso que nunca nos apegamos a ellas y nos sentimos desmotivadas cuando no las conseguimos. Esos objetivos como “perder 10 kilos en un mes” no son realistas y no tienen ningún sacrificio ni propósito de motivación detrás de ellos. Encuentra algo que valga la pena, porque una vez que tengas eso, no podrás detenerte.

 

5. Deja de culpar al mundo.

Todos tendemos a poner excusas para no hacer las cosas que son buenas para nosotras. No culpes a las circunstancias externas usándolas como una razón por la cual no te esforzaste ese día. Toma la decisión de no dejar que nada, ni siquiera tú misma, interfiera en tu propio progreso. Elimina esas barreras y todo se hará mucho más fácil.

Síguenos en facebook