3 Tips Para Acelerar Tu Metabolismo

Un metabolismo más rápido puede parecer uno de esos objetivos inalcanzables, pero la verdad es que sí es posible darle un impulso.

El metabolismo es lo que ayuda a convertir lo que comemos y tomamos en energía, entonces un metabolismo más rápido nos ayuda a quemar más calorías. Sigue leyendo porque aquí te dejamos 3 consejos que ayudan a mejorarlo y optimizar las funciones del cuerpo.

 

 

1. Planifica tus comidas.

¿Alguna vez has oído hablar de la nutrición bio-circadiana? Es similar al ritmo circadiano, lo que sugiere que todos los humanos tenemos un ciclo de sueño-vigilia similar.

Desde el momento en que nos despertamos, nuestro cuerpo se calienta y nuestro metabolismo aumenta. ¡Esa es una razón por la que es importante tomar desayuno! Nuestra energía y poder metabólico tienden a alcanzar su punto máximo entre el mediodía y la 1:30 pm. Entonces, este es un buen momento para consumir nuestra mejor comida del día. Nuestra capacidad de quemar calorías se optimiza cuando el sol está más alto en el cielo.

A medida que avanza el día, nuestro metabolismo se pone más lento, y durante la noche, nuestro sistema digestivo quiere cerrarse, para que así los sistemas del cuerpo para el rejuvenecimiento celular, la desintoxicación y la reparación de tejidos puedan trabajar. Esta es una gran razón por la cual no es bueno comer muy tarde.

 

 

2. Relájate.

La respuesta del cuerpo al estrés inhibe nuestra capacidad de quemar calorías, disminuye la asimilación de nutrientes, aumenta el cortisol (lo que conduce a un almacenamiento de grasa adicional) y puede llevar a una baja inmunidad y función metabólica. Las cosas que más queremos evitar (aumento de peso, imagen corporal negativa y estado de ánimo bajo) son las mismas cosas que creamos con algo tan pequeño como un pensamiento negativo.

Agrega un poco de relajación a tu semana. Elige al menos una actividad de relajación intencional que te brinde placer, ya sea comer un chocolate, salir a caminar con una amiga o darte una tina. Este autocuidado puede ayudar a facilitar el equilibrio emocional y metabólico.

 

 

3. Come lento.

Podemos optimizar nuestra energía, apetito y metabolismo cuando nos sentamos a comer, disfrutamos el comer, respiramos y comemos con atención.

Empieza disfrutando la comida con tus sentidos. Fíjate en lo rico del olor de los que estás comiendo, en el maravilloso color de los vegetales, etc. Aunque no lo creas, antes de comer y en nuestra cabeza es cuando se produce del 40 al 60 por ciento del proceso digestivo. Se llama respuesta digestiva de la fase cefálica.

Síguenos en facebook