Si Tratas De Perder Peso Pero No puedes, Lee Esto!

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No importa si es el sobrepeso de la pubertad, de un embarazo o de una ruptura con tu pareja, perder esos kilos extras no es tan fácil como ganarlos. Aquí te damos las razones más comunes por las que las personas abandonan sus metas de perder peso, y qué puedes hacer para prevenir que te pase esto.

1. El proceso se demora demasiado

Al igual que la grasa va aumentando disimuladamente en nuestro cuerpo, quitársela también será un proceso gradual lento. Debes saber que para perder peso y mantenerte sin este peso, tienes que bajar máximo 1 o 2 kilos por semana, así puedes calcular cuánto tiempo te demorarás en bajar la cantidad de kilos que necesitas bajar. Busca maneras de celebrar tus metas pequeñas cuando las vas cumpliendo, y esto también te mantendrá en el camino.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 15.05.04

 

2. Tengo hambre

Perder peso es simplemente cuestión de matemáticas: el número de calorías que consumes no puede sobrepasar el número de calorías que quemas. Si eliges alimentos altos en calorías solo podrás comer un poco, lo que dejará tu estómago vacío e insatisfecho. Aliméntate más inteligentemente escogiendo alimentos altos en agua como verduras y frutas, y cereales altos en fibras. Estos alimentos te mantendrán satisfecha por más tiempo, evitando que te suenen las tripas.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 14.59.39

 

3. Hecho de menos mis comidas preferidas

Papas fritas, pizza, hamburguesas, tortas, helados, es difícil no pasar cada segundo del día pensando en todos los alimentos que no deberías comer. Te lo digo de manera simple: las dietas no funcionan. Mantener un plan de alimentación demasiado restrictivo es imposible. Obviamente, no vas a perder peso con una dieta de solo donuts, así que come sano la mayoría del tiempo y date unos gustos de vez en cuando para que no te sientas 100% limitada. Y también podrías aprender a gozar la comida sana con diferentes tipos de recetas más entretenidas como pizzas de quínoa o coliflor, helados de apenas 3 ingredientes hechos con plátano y sin crema etc.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 15.07.33

 

 

4. Odio hacer ejercicio

Si no te fascina el deporte que estas haciendo, encuentra uno que si guste. Tal vez correr en la trotadora no es para ti, pero prueba cono la bicicleta estática por ejemplo. Puede que no te guste entrenar solo y necesitas unirte a un gimnasio para meterte en clases grupales. O a veces hacer deporte no tiene que ser simplemente deporte, puede que prefieras subir cerros o andar en bicicleta en ellos. Asegúrate también de mezclar los ejercicios que haces, porque a pesar de que estés obsesionada con la zumba, siempre es mejor variar para ir trabajando distintos músculos y no fatigar siempre a los mismos.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 15.08.17

 

5. He tratado de todo y nada funciona

Cuando estas comiendo adecuadamente y haces ejercicio a un nivel normal, es entendible que te frustres y quieras renunciar. Hay muchas razones por las que puedes estar fracasando, como que no estés haciendo el tipo correcto de ejercicio o que no sea suficiente, puede que estés enfocándote demasiado en lo saludable pero no en las calorías. Acude a la ayuda de un profesional o inscríbete en algún programa que te de apoyo. Los expertos pueden darte la solución a tus problemas y errores que sabotean tus metas de perder peso.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 15.13.55

 

 

Síguenos en facebook