7 Trucos De Estilo Para Hacer Más Estilosa La Transición Hacia El Otoño

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Esta época de transición no la veas como una complicación para tu forma de vestir, si no que tómala como una oportunidad para probar combinaciones diferentes!

Hemos llegado a esa época indecisa, estancada en el medio, donde vestirse se convierte en una tarea más difícil de lo que debería ser llegando a mediados de abril. El verano se fue y el otoño va avanzando, pero el clima no logra decidirse.

En otras palabras, es una época de transición. Estamos en una época donde no puedes sacar los prendas gruesas pero donde los vestidos ligeros que usaste en los últimos meses, tampoco se ven bien.

Así que, ¿cómo podemos pasar por este cambio de clima de forma cómoda y estilosa?

Y, aunque puede ser tentador considerar una renovación total de nuestro closet y comprar un montón de ropa otoñal, queremos que consideres que con unos cuantos trucos de estilo, algunas de tus prendas favoritas del verano pueden ser reutilizadas para estos días más frescos. Además, con estos trucos de estilo que te proponemos, no sólo le sacarás partido a la ropa que ya tienes, si no que también le darás un toque especial y súper chic a tus tenidas.

 

1- Prueba la combinación de pollera y sweater

Algo que probablemente tienes en tu guardarropa de verano es una pollera! Corta, midi o maxi, en cualquiera de sus versiones nos sirve para esta estilosa propuesta.

Para estos días de transición, opta por combinar tu falda con una zapatillas o botas cortas y un sweater. El sweater te mantendrá abrigada en los momentos más frescos del día y éste al ser usado con una falda no se verá taaan abrigado logrando el equilibrio perfecto para estos días.

 

2- Prefiere tus babuchas

Las babuchas o mocasiones sin talón son el zapato perfecto para este tiempo. En versiones con taco o sin taco son aptas para ir al trabajo, salir en la noche y para el fin de semana. Aprovecha de usar tus babuchas con pantalones, jeans, vestidos y faldas antes de que te de frío en los pies y tengas que optar obligadamente por zapatos más abrigados.

 

3- Usa tus botas sobre la rodilla

Las botas sobre la rodilla son ultra estilosas y se ven increíbles con vestidos cortos. Este tipo de look sólo puede ser usado en condiciones climáticas específicas en las que no hace ni mucho calor ni mucho frío, lo que quiere decir que ahora es la época perfecta para usar este combo ganador.

Además de que te verás estupenda, la gracias de esta combinación, es que puedes seguir usando algunos de tus vestidos de verano sin pasar frío ya que estarás abrigada con las botas.

 

4-Usa capas largas en telas ligeras

Puede ser que ahora tengamos que estar un poco más tapadas gracias a esas frescas mañanas otoñales, pero eso no significa que tengamos que sacar ahora la artillería pesada de la ropa invernal. Estos días prueba usar prendas en telas ligeras en capas largas y en pantalones. Por ejemplo, saca tu trench coat, tu sweater liviano, un chaleco largo delgado unos pantalones de pierna ancha, un maxi vestido, etc… Te darás cuenta que hay muchas prendas que cumplen con estas características

 

5- Ponte un pañuelo de seda

Agrega un pañuelo de seda sobre tus tenidas más simples con un blazer o chaqueta ligera y voilà tienes un look estiloso, práctico y cómodo para estos días de transición. El pañuelo mantendrá tu cuello abrigado en los días más frescos pero sin ser demasiado caluroso como una bufanda de lana.

 

6-Colores más ocuros

No es que tengas que olvidarte de todos los colores del verano y pasar a vestirte sólo de negro. Pero claro, hay prendas en colores muy vivos que nos hablan demasiado del verano y pueden verse un poco fuera de contexto en el otoño. Tonos neutros como el blanco, beige, gris, azul marino, café, verde musgo y negro siempre se verán bien, pero también puedes incorporar colores entretenidos como el rojo, el amarillo mostaza y el lila para dar toques de color en tus outfits.

 

7- Capas, capas y capas de ropa

En un mismo día en nuestra ciudad podemos experimentar una fría mañana de 15 grados, una tarde soleada y calurosa de 27 grados y una tarde y noche sumamente frescas apenas se va el sol. Ante esta situación hay que ser expertos en jugar con las capas de ropa.

La próxima vez que quieras ponerte un sweater muy grueso, piénsalo de nuevo. En vez, opta por algunas piezas livianas que puedas superponer una sobre la otra–y agregar o quitar durante el día. Para esto son perfectas las chaquetas de denim, los blazers y los chalecos delgados. Puedes ponerte una chaqueta sobre una polera de manga corta para no pasar frío en la mañana y después en la tarde cuando hace más calor te la sacas y listo.

La gracia de las capas de ropa, es que además de permitirte estar más fresca o abrigada, es que le añaden interés a tus tenidas haciendo que se vean mucho más estilosas. Recuerda aquí la regla de tres.

Síguenos en facebook