Cómo Seguir El Código De Vestuario De Tu Oficina Y Verte Estupenda

Si trabajas en un entorno corporativo, puede ser particularmente difícil aplicar todos tus aprendizajes de estilo en la vida real. Los códigos de vestuario de las oficinas pueden ser muy estrictos y resultar todo un desafío verte bien y estilosa. Pero, para poder ayudarte a encontrar la forma de verte increíble con tu “uniforme” hemos recopilado 5 tips que te ayudarán a convertir cualquier tenida aburrida en una a la moda y estilosa. Sigue leyendo!

 

street-style-black-pants-office-style

 

 

Ajusta tu ropa para que se adapte a ti.

En primer lugar, para que tu ropa de trabajo se vea elegante, tiene que quedarte de la forma correcta. Nada se ve más chic que una mujer usando un traje que le queda perfectamente ajustado a su figura.

 

Usa joyería, accesorios y zapatos que estén a la moda.

Otra pequeña cosa que puedes hacer para elevar tu look corporativo es accesorizarlo bien. Llena tu armario de accesorios que estén a la moda, como una cartera llamativa, algunos zapatos con inspiración setentera, etc. Todavía seguirás las reglas de vestuario, pero tu look se verá más estiloso que la mayoría.

 

Altera ligeramente tu ropa con detalles que sean tendencia.

Haz que tu modista añada detalles que estén a la moda en tus trajes o blusas. Puede ser algo pequeño, como un detalle en los botones, pero hará una gran diferencia en el aspecto total.

 

Invierte en algunas piezas de diseñador.

Tener algunas piezas realmente lindas harán un enorme trabajo en llevar tu look corporativo un paso más allá. Invierte en un par de trajes o chaquetas y pantalones. Como bono extra, te van a durar muchísimo más tiempo.

 

Añade una tercera pieza para ir desde la oficina a un evento nocturno.

Si estás satisfecha porque tu look de oficina está un poco más elevado de lo que alguna vez fue, entonces probablemente te sentirás cómoda para usarlo también en tus compromisos después del trabajo. Sin embargo, una técnica que nunca falla para darle más interés a tu look, es agregar una tercera pieza. Puede ser por ejemplo una chaqueta de cuero, una bufanda o pañuelo, o un sombrero.

Síguenos en facebook