Todo Lo Que Necesitas Saber Para Encontrar El Sostén Perfecto

¿Por qué es que los sostenes – uno de los componentes más necesarios del closet de una mujer – se siente casi imposible poder encontrar uno que nos quede perfecto? Aunque no lo creas, cerca del 50% de las mujeres están usando una talla equivocada y esto no significa que sólo te veas y sientas mejor cuando tienes el ajuste correcto, sino que también tiene implicancias prácticas.

Buscamos la opinión de expertos para poder llegar al fondo de este asunto y asegurarnos de que la próxima vez que tengamos que comprar ropa interior, estemos eligiendo el calce perfecto!

 

 

1. La causa de la confusión de tallas.

Si eres de contextura media, es probable que te hayan dicho en algún minuto de tu vida que eres talla 34B. Esta creencia casi universal de que cada mujer se ajusta a este tamaño es una causa importante de las disparidades de calces de las distintas marcas.

Si bien la talla 34B podría ser una medida promedio de ropa interior, no existe un estándar de calce en esta industria, lo que se traduce en diferencias importantes entre una marca y otra.

Se podría pensar que es sólo una ecuación matemática, pero no es así – cada marca tiene su propia versión de 34B, lo que entonces afecta también a todo el resto de los tamaños de esa misma marca. El tallaje es propiedad de cada marca y así también influyen las telas, si el encaje es más o menos rígido, el tipo de algodón, etc.

 

Journelle-bra-on-model-lace

 

 

 

2. Por dónde empezar para encontrar la talla.

Con tantos factores que influyen en el calce de los sostenes, ¿Por dónde tenemos que empezar? A pesar de que podría ser un proceso imperfecto, el punto de partida es bastante obvio, y se trata de tomar tus medidas. Esto, además de probarte una variedad de estilos – sin importar cuál es tu presupuesto – en varias tiendas distintas y así encontrarás cuál es el fit que mejor te queda.

El calce es mucho más un arte que una ciencia, así que vale la pena el ensayo y error con el ojo y ayuda de un experto. Pero, si prefieres hacerlo en la privacidad de tu casa, es posible obtener las medidas precisas de la siguiente manera: Empieza por debajo de tus brazos y pasa una huincha de medir a través de tu espalda y por encima de tu busto (a la altura del escote). Anota ese número como primera medida. Luego, haz lo mismo pero pasando la huincha detrás de tu espalda y midiendo la parte más alta de tus pechos, lo que te dará el segundo número (este va a ser más alto). Luego, resta el número menor al mayor. Por ejemplo, si la primera medida te dio 81 cm y la segunda te dio 91 cm, la diferencia son 10 cm, lo que corresponde a una copa D. Cada copa equivale a 2,5 cm, empezando desde la A.

 

 

 

3. Todo está en los detalles.

Mientras que las dos medidas que te detallamos arriba son componentes clave de una talla, se aconseja considerar también otros elementos de ajuste:

En un sostén con buen calce, la pieza pequeña que conecta las dos copas debe quedar plana justo en tu esternón y no debe tirar o torcerse. La banda del sostén debe quedar justo alrededor de las costillas, sin que quede suelta o se clave en la piel y debe sentirse cómoda. Si la banda está bien ajustada y se apoya correctamente, entonces los tirantes también deberían quedar bien y no clavarse. Muchas veces, si la banda está muy suelta los tirantes se clavarán, como resultado de que los pechos están recibiendo todo el soporte desde los tirantes y no desde la banda, lo que se torna muy incómodo.

Por otra parte, la copa debería abarcar toda la amplitud de tu tejido mamario, desde el centro de los pechos hasta el esternón y hasta debajo de las axilas. Por último, debes probarte tu sostén con una camiseta puesta y comprobar que te gusta la forma tanto de frente como de perfil.

Negative-underwear-lifestyle-image

 

 

 

4. Llegar al calce perfecto.

Si ha pasado un tiempo desde que hiciste la última compra, definitivamente ha llegado el momento, ya que las innovaciones técnicas y en los diseños han evolucionado la forma en que los sostenes se ajustan al cuerpo.

Históricamente, muchas mujeres optaron por usar sostenes que eran más grandes de lo que realmente necesitaban. Hoy en día, los sostenes son hechos con telas de mejor calidad que ofrecen mayor flexibilidad. Además, es importante saber que puede ser difícil encontrar uno perfecto a la primera, pero como te decíamos antes, vale la pena la prueba y error.

On-Gossamer-Bras

Síguenos en facebook