Un Truco Fácil Para Hacer Que Tus Zapatos Sean Mucho Más Cómodos

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Olvídate de las dolorosas ampollas y heridas típicas de los zapatos nuevos con este simple truco.

Si te acabas de comprar un nuevo par de zapatos y no los has estrenado aún, probablemente sabes que hay una gran probabilidad de tener ampollas. Pero no tengas miedo, estamos aquí para ayudarte. Hay formas sencillas de evitar ese dolor que puede provocar un nuevo par de zapatos. ¿La Solución? “Amoldar” o “estirar” los zapatos. Sigue leyendo porque a continuación te contamos cómo hacerlo.

 

 

Úsalos en tu casa.

Una manera súper fácil de ablandar los zapatos nuevos es usarlos primero en tu casa. Se ajustarán lentamente a medida que el cuero empiece a soltarse, además que puedes sacártelos en cuanto empiezan a molestarte.

 

Úsalos con calcetines gruesos.

Puedes estirar suavemente tus zapatos con unos calcetines gruesos y voluminosos. Todo lo que tienes que hacer es usarlos hasta que tus zapatos se hayan soltado lo suficiente.

 

Usa una horma de zapatos.

Este es un truco que muchos zapateros usan. Deja una horma dentro de tus zapatos por unos días. Revisa tus zapatos todos los días para ir viendo que la medida sea la correcta.

 

Llévalos donde un profesional.

Lleva tus zapatos a un zapatero para que se estiren profesionalmente. Tienen máquinas industriales que pueden hacer el trabajo inmediatamente. Si invertiste en un par de zapatos caros, es posible que quieras la ayuda de un experto antes de probar cualquier otro método.

Síguenos en facebook
Categorías: MODA.