8 Trucos Simples Que Cambiarán Para Siempre Tu Forma De Caminar Con Tacos

Hablemos con la verdad, no es ninguna novedad que los tacos muchas veces son incómodos. Tanto, que nos hacen perder todo el glamour por nuestra extraña forma de caminar con ellos. Como sabemos que esta es una realidad bastante común, aquí te dejamos 8 tips fáciles que cambiarán para siempre tu experiencia con un par de tacos.

 

 

1. Bolsas con hielo.

¡La clave para estirar los tacos y se sientan más cómodos está en la cocina! Al llenar bolsas de plástico con agua, ponerlas dentro de tus zapatos y luego todo al congelador, el agua se expandirá a medida que se congele y estirará los zapatos. Asegúrate de que no quede aire en la bolsa antes de sellarlas. Mantén los zapatos en el congelador de 4 a 8 horas y luego déjalos reposar a temperatura ambiente hasta que el hielo se descongele y puedas sacar las bolsas de los zapatos.

 

2. El multifuncional secador.

Justo en el otro lado del termostato, el secador de pelo también puede soltar los zapatos con taco para que queden más cómodos. Al soplar el secador en la parte superior de los zapatos, puede hacer que estos sean más flexibles. Hay dos opciones para hacerlo: mientras tienes puestos los zapatos o cuando no. Si no los tienes puestos, sopla un poco de aire caliente y luego gira la suela (o el lugar donde te estén doliendo)  ya que quedan más moldeables. Si quieres hacer el truco mientras tienes los zapatos puestos, entonces ponte un par de calcetines gruesos y ponte los zapatos con los calcetines puestos antes de usar el secador. Concentra en calor en las partes que más te duelan. Luego camina unos 30 minutos y ¡listo!

 

3. Ponte unos calcetines.

Si no estás en tu casa o simplemente no tienes un secador de pelo, usa simplemente el truco de los calcetines gruesos y camina con tus tacos puestos. Trata de hacer cosas como pasar la aspiradora mientras tienes los tacos y calcetines puestos.

 

4. Desodorante.

Frotar un poco de desodorante en la parte posterior y los lados de los pies puede hacer que unos tacos nuevos se sienten suaves y blandos. El desodorante “alivia la fricción” entre tu piel y el material resistente nuevo y así logras evitar las ampollas. Lo más importante aquí es asegurarse de que el desodorante esté seco antes de ponerte los zapatos.

 

5. Más duro que el cuero.

Si bien todas somos conscientes de que un taco más grueso y una suela más gruesa hacen que caminar con tacos sea más fácil, también es importante mirar el material de tu zapato. Por ejemplo, el cuero de mejor calidad puede estirarse mejor que uno sintético.

 

6. Camina derecha.

Si alguna vez has visto modelos como Kendall Jenner o Kaia Gerber que se pasean por la pasarela con tacos aguja como si estuvieran caminando en el aire, y pensaste, “¡como!”, te contamos que existe un método para lograrlo. Primero, debes ser increíblemente consciente de tu postura y mantenerte tan derecha como puedas. También debes activar tu núcleo y asegurarte de no inclinarte hacia adelante o hacia atrás. Al caminar con tacos altos, es importante conducir con la planta del pie. Nunca hagas la fuerza con el talón ya que el peso hará que el taco alto se colapse y resulte en un accidente o lesión.

 

7. Usa parches.

Antes de un gran evento o la primera vez que uses esos esos increíbles tacos nuevos, compra una caja de parches curita y ponlos en los lugares conflictivos de los pies en que sabes que saldrán ampollas.

 

8. Pega tus dedos con cinta adhesiva.

Este truco es bastante aleatorio, pero se recomienda pegar con cinta adhesiva el tercer y cuarto dedo del pie para quitar la presión en la punta de los pies. Usa una cinta blanda para que sea más cómodo para los pies.

Un Truco Casero Para Caminar En Tacos Sin Dolor

No hay nada peor que salir con un magnífico par de tacos pero querer sacártelos inmediatamente luego de 20 minutos porque no eres capaz de soportar el dolor. Ya te hemos dado algunos consejos fáciles  para que sean un poco más cómodos mientras los usas, pero aquí hay otro truco que te puede ayudar, incluso antes de salir de tu casa, y se trata de estiramientos muy sencillos.

El mayor problema de los tacos es que el músculo del talón de Aquiles se acorta cuando estás sobre ellos (en lugar de estar a 90 grados y perpendicular al suelo como cuando usas un zapato plano). Esto además puede causar dolores como tendinitis y debilidad, así como esguinces y fracturas. Por eso, lo mejor que puedes hacer para ayudar a evitar este dolor es estirar antes y después de usar unos tacos.

¿La técnica? Toma una toalla y envuelve alrededor de la parte inferior delantera del pie. Con las piernas estiradas, tira de tus dedos hacia ti para así estirar los músculos de las pantorrillas. Haz esto durante 10 a 15 minutos antes y después de usar tus tacos.

¿Te animas a probarlo? ¡Cuéntanos el resultado en tus comentarios!

 

 

main.original.640x0c