6 Simples Resoluciones Para Tu Año Más Organizado

Todos los años nos proponemos ser más organizadas. Sin embargo, los quehaceres y el estrés de la vida diaria nos impiden lograr ese orden que tanto nos gustaría tener. Hoy, dividimos este anhelo en 6 simples resoluciones de año nuevo. Cúmplelas y te aseguramos que serás una mujer más organizada de una vez por todas…

 

 

 

 

Paga tus cuentas

Antes del año nuevo, realiza todos los pagos posibles. De esta manera podrás comenzar el año sin esa frustración de no haber pagado la tarjeta de crédito, el seguro el auto, algunos prestamos etc… Si es posible, destina un día de tu semana para hacer pagos y tramites.

 

 

Revisa tu correo

No importa cuanto te automatices, siempre te estarán llegando cuentas, catálogos e invitaciones de papel. ¡No dejes que estas se amontonen en tu escritorio! Lo mismo pasa con tu correo electrónico ¡Los mails se acumulan sin que nos demos cuenta! Dedica algunas horas de tu día a la revisión de estos, así podrás estar al tanto de todo.

 

 

Establece un lugar para cada objeto de tu casa

Para tener una casa ordenada es muy importante que cada cosa tenga su lugar. Tómate el tiempo para asignarle un lugar a las llaves, la caja de herramientas, las toallas, etc…

 

 

 

 

Haz planes

Para tener una vida organizada debes planear con anticipación. Cada noche, antes de acostarte, realiza una lista con todas las metas y tareas pendientes, de esta manera podrás ser una persona responsable, eficiente y súper organizada.

 

 

Deshazte de todo lo que no uses

No puedes ser organizada con un closet lleno de ropa o una cocina llena de utensilios. Si te deshaces de todo lo que no usas, podrás tener todo ordenado y controlado.

 

 

Prioriza

Las mujeres organizadas priorizan sus tareas, de manera que ganan más tiempo para hacer cosas entretenidas como ir de compras ver televisión, salir con amigas, etc…

 

 

 

 

Las 10 Etapas Emocionales De Un Email Sin Respuesta

A todas nos ha pasado que pasamos prácticamente una hora redactando cuidadosamente un mail, y una vez que apretamos “enviar,” nada sucede. Aquí te dejamos las diez inevitables etapas emocionales por las que inevitablemente pasamos…
 

 

1. Entusiasmo

You-both-get-SO-excited-each-other-when-something-good-happens

La posibilidad de lograr lo que quieres está a la distancia de un botón, y considerando todo lo que te esforzaste en que quedara perfecto, el entusiasmo es incontenible!
 

 

2. Anticipación

icantlook_giphy

En cualquier segundo llegará el mail de respuesta. Quizás lo está redactando, o todavía no lo abre porque estaba en reunión…
 

 

3. Ansiedad

giphy (39)

¿Por qué se demora tanto? Por mucho que renueves la página, todavía no llega nada! ¿Se habrá caído internet?
 

 

4. Curiosidad

giphy

Empiezas a imaginar situaciones en tu mente: quizas no ha revisado su mail, quizas está de vacaciones, o tal vez lo dejó para responder más tarde porque quiere darle el tiempo que merece.
 

 

5. Arrepentimiento

giphy085

Ahora es cuando empiezas a arrepentirte de haberlo mandado.
 

 

6. Tristeza

hair-puffy-giphy

Después de un par de días, es simplemente triste…
 

 

7. Negación

giphy (76)

Luego, empiezas a imaginar que tal vez no le llegó, o que cambió de correo. Quién sabe…
 

 

8. Enojo

giphy (72)

A estas alturas estás molesta con toda la situación. ¿Qué le costaba tipear “si” o “no”?
 

 

9. Aceptación

giphy (7)

Ok. Entonces la respuesta es no. Vas a la cafetería a comprar un muffin y a sentirte mal contigo misma por un momento. Después de todo esto, te lo mereces.
 

 

10. Seguir adelante/ Repetir

giphy1012

Ahora tienes dos opciones: seguir adelante o repetir todo el proceso desde el paso 2. (Recomendamos lo primero)