Si Tienes Poco Pelo, Así Deberías Lavar Tu Pelo Para Darle Volumen

El volumen empieza en las raíces y es importante que uses shampoos que ayuden al volumen y lo “levanten”. Si tienes el pelo fino y darle volumen es todo un desafío, estas son las reglas de oro que deberías seguir para lavarlo de la manera correcta.

 

 

1. Masaje pre lavado.

Gran parte de la estrategia para lograr que tu pelo tenga más volumen empieza en la ducha o incluso antes. Antes de lavar tu pelo, desenrédalo con una peineta de dientes anchos. Esta es una regla de oro para todos los tipos de pelo, pero es especialmente importante para el pelo fino. Otro truco es hacer un pequeño masaje capilar antes de mojarlo, ya que eso estimula el flujo sanguíneo, ayudando a que el pelo crezca con más fuerza además de aportar volumen.

 

2. Evita los shampoo con silicona.

Como los cabellos finos tienen un porcentaje menor de proteínas en la fibra capilar, es también más propenso a roturas y puntas partidas. Las siliconas también contribuyen a eso y por lo mismo hay que evitarlas en las fórmulas que elijas. Prefiere en su lugar productos que contengan vitaminas B5, C y E, aceite de coco o extractos de almendras, ya que contribuyen al crecimiento y aportan volumen.

 

3. La temperatura del agua importa.

La temperatura del agua con que lavas tu pelo también influye. Por eso, en el caso de los cabellos finos que buscan más volumen lo ideal es usar agua tibia para lavarlo, porque le da más textura y lo engruesa ligeramente.

 

4. La importancia del acondicionador.

El hecho de que tengas poco pelo o muy fino no te exime para nada del acondicionador. De hecho lo necesitas y mucho, porque protege y fortalece tu cabello. Aplícalo desde la mitad del pelo hacia las puntas y luego enjuaga bien.

 

5. Ojo con el último enjuague.

Para las melenas con pelo fino es bastante efectivo hacer el último enjuague con la cabeza hacia abajo y cuando lo seques envuélvelo en una toalla como un turbante. Está demostrado que secar el pelo con las raíces despegadas del cuero cabelludo aporta mucho más volumen.

 

6. Toalla de microfibra.

Trata el cabello fino como si se tratara de un tejido delicado y eso se aplica principalmente al la forma en que usas la toalla para quitar el exceso de humedad. Es importante que nunca frotes y que cambies tu clásica toalla por una de microfibra para así evitar la sensibilización de las cutículas del cabello.

 

7. Peina con los dedos.

Cuando seques tu pelo usa tus dedos para peinarlo, masajeando suavemente, moviéndolo de un lado a otro. Trata de no definir la partidura mientras lo secas para así evitar que se pegue demasiado.