Las 5 Preguntas Que Te Debes Hacer Cuando Estás En El Probador

Para ayudarte a solucionar de alguna forma este dilema, decidimos volver al inicio, a la fuente principal del problema: el probador. Probablemente si tuviéramos las herramientas necesarias, cometeríamos menos errores, y tendríamos un closet bastante más organizado y menos desastroso. Les dejamos entonces, las 5 preguntas que te debes hacer cuando estés probándote ropa, antes de tomar la decisión de pasar la tarjeta de crédito.

 

1. ¿Ya tengo algo como esto?

Tienes 5 camisas rayadas, y algunas de ellas son incluso del mismo color. Tienes también unas 7 camisas de blue jean colgadas en tu closet, y la mayoría de una hechura similar. Los hechos hablan por sí solos, por lo tanto esta pregunta en particular es muy importante. No porque te guste salgo significa que lo vayas a necesitar en 10 versiones distintas. Sin importar lo bien que se te vea, respira y pregúntate: ¿De verdad lo necesito? Si no es así, regrésalo.

 

2. ¿Cuantas veces voy a usar esto?

Si la respuesta a esta pregunta es “menos de cinco veces”, la respuesta a si te lo deberías comprar, es un rotundo no! Como todas sabemos las tendencias van a vienen, por lo tanto si te vas a comprar algo que va a dejar de ser tendencia en un par de meses, vas a querer pensarlo dos veces. O si es algo de un color o de un estampado que después de dos usos te va a aburrir, deberías pensarlo también. De todas formas claro que debes tener algunas prendas llamativas, pero asegúrate de que valgan la pena y de que serán utilizables por varias temporadas.

 

3. ¿Lo quiero solo porque alguien más lo tiene?

En este mundo dominado por las redes sociales, es muy fácil codiciar cosas que otras personas tienen. Por lo tanto, antes de que inviertas en algún ítem que crees que te gusta porque tu cerebro ya lo ha visto cien veces en Instagram, pregúntate ¿De verdad quiero esta prenda o es algo que siento que debería querer? Asegúrate de saber cuál es la diferencia antes de llevarte la prenda a tu casa.

 

4. ¿Realmente se me ve bien?

A veces deseamos algo con tantas ganas, que no nos tomamos el tiempo de considerar si de verdad se nos ve bien. ¿De verdad deseas más tener la prenda que verte bien? Esperamos que tu respuesta sea no. Es muy importante que consideres si algo se ve bien y estiloso en tu cuerpo antes de hacer la inversión (no porque algo sea cool, significa que se verá cool en tu cuerpo. Sin ofender).

 

5. ¿Me sentiré culpable más tarde?

Nunca disfrutarás algo de verdad si te costó demasiado dinero fuera de tu presupuesto. Si gastar dinero en esa prenda hará que te sientas estresada y culpable luego de salir de la tienda, no vale la pena. No hay nada en el mundo de la moda tan necesario como para traerte problemas monetarios. Espera hasta que te lo puedas permitir, y te prometemos que al usarlo te sentirás bastante mejor.

 

 

 

Cómo Manejar Tu Dinero Con La Regla 50-20-30

street-style3

Si eres de las que cada mes cuenta los días que faltan para que te paguen, tienes que conocer esta regla…

Con el método 50/20/30 podrás tener un presupuesto ordenado para todo tu dinero. Sin importar si estás en la universidad o ya estás trabajando, la magia de esta regla es que se aplica a todos los presupuestos, y te ayuda a ganar control de tu dinero.

Sigue bajando para aprender cómo funciona!

 

 

50 –“Tus necesidades”

Primero que todo, el 50% de tu sueldo debe ir a las cosas esenciales que necesitas en tu vida. Piensa en la renta, tu auto y compras de supermercado. Estos son pagos que no varían radicalmente, y que tienes que pagar todos los meses quieras o no.

 

 

20 –“Tus ahorros”

Esto suena duro, pero el 20% de tu dinero debe ir a tus ahorros. El dinero que ahorres puede ir a pagar deudas que tengas de préstamos universitarios, o para hacer compras importantes en el futuro. Pon el dinero en una cuenta diferente para que ni siquiera pienses en gastarlo en otra cosa.

 

 

30 –“Misceláneos”

Ahora la parte entretenida! 30% de tu sueldo o mesada puede ser usada para las cosas que amas hacer y lo que “quieres” en tu vida. Mientras hayas cumplido con los dos pasos anteriores, con este puedes hacer lo que quieras. Puedes gastarlo en tus hobbies, en salir a comer o incluso en ropa.

Puede ser tentador gastar más de ese 30% en cosas que quieres, pero trata de ser honesta y estricta contigo misma.

8 Malos Hábitos Financieros Que Debes Romper Antes De Cumplir 30

10-money-mistakes-to-change-for-a-wealthier-year-1650238-1454973103.640x0c

Una de nuestras grandes dificultades al crecer, es aprender a manejar nuestras finanzas. Es de esas cosas que sólo se aprenden con la experiencia, por lo que cuando cumplas 30, deberías tener ya cierto control…

Sigue bajando para conocer ocho malos hábitos financieros que deberías romper antes de cumplir 30 para tener un futuro más estable!

 

 
1. El hábito de un café diario: Lamentamos decirte que tu latte matutino no está ayudando a tus finanzas. No tiene nada de malo darse un gusto ocasional, pero comprar comidas, snacks y bebidas a diario puede comerse tus ahorros. Si quieres lograr cambios dramáticos en tus finanzas, parte con cambios pequeños.

2. No mantener un registro de lo que gastas: Anotar tus gastos es una manera sencilla de descubrir adónde se va tu dinero.

3. Hacer los pagos mínimos en tus tarjetas: Cuando estás apretada de dinero, pagar el mínimo puede sonar atractivo, pero será negativo a la larga. Intenta pagar adelantado o más del mínimo cuando sea posible. Te puede ahorrar cientos en intereses.

4. No tomar un seguro: Planea para lo peor y espera lo mejor. Un seguro puede parecer un costo extra innecesario, pero puede ser clave para evitar la bancarrota si algo sale mal.

5. Acumular deudas con altos intereses: Anota todas tus deudas y enuméralas según sus tasas de intereses. Intenta partir pagando lo que esté primero en la lista.

6. Elegir precio sobre calidad: Ese tostador barato puede que te ahorre dinero hoy, pero considera su vida útil. Compra con la calidad en mente, y haz compras pensando en el largo plazo.

7. No tener una meta de ahorros: ¿Cuál es tu meta de ahorros para el 2016? Si todavía no fijas una, es hora de que lo hagas. Haz una lista con todos los gastos grandes en tu futuro (una casa, un auto, crear una familia) y calcula cuanto te saldrán. Fijar una meta de ahorros significará que cuando llegues a tu meta, será mucho más dulce.

8. Vivir mes a mes: Si, se siente genial cuando te pagan, pero no saber manejar tus hábitos de gastos puede ser tu perdición. Guarda un 10% en tus ahorros, considera tu presupuesto y meta de ahorro, y siempre dedica dinero para entretenimiento y shopping para que no te sientas demasiado comprimida. Es importante darse un gusto!

Cómo Manejar Tu Dinero Con La Regla 50-20-30

IMG_12291-e1454430875293-600x572

Ya se acaban las vacaciones, y llega la hora de ponernos serias con nuestras resoluciones de año nuevo. Si partiste el año como siempre lo haces, contando los días para el nuevo pago tienes que conocer esta regla…

Con el método 50/20/30 podrás tener un presupuesto ordenado para todo tu dinero. Sin importar si estás en la universidad o ya estás trabajando, la magia de esta regla es que se aplica a todos los presupuestos, y te ayuda a ganar control de tu dinero.

Sigue bajando para aprender cómo funciona!

 

 

50 –“Tus necesidades”

Primero que todo, el 50% de tu sueldo debe ir a las cosas esenciales que necesitas en tu vida. Piensa en la renta, tu auto y compras de supermercado. Estos son pagos que no varían radicalmente, y que tienes que pagar todos los meses quieras o no.

 

 

20 –“Tus ahorros”

Esto suena duro, pero el 20% de tu dinero debe ir a tus ahorros. El dinero que ahorres puede ir a pagar deudas que tengas de préstamos universitarios, o para hacer compras importantes en el futuro. Pon el dinero en una cuenta diferente para que ni siquiera pienses en gastarlo en otra cosa.

 

 

30 –“Misceláneos”

Ahora la parte entretenida! 30% de tu sueldo o mesada puede ser usada para las cosas que amas hacer y lo que “quieres” en tu vida. Mientras hayas cumplido con los dos pasos anteriores, con este puedes hacer lo que quieras. Puedes gastarlo en tus hobbies, en salir a comer o incluso en ropa.

Puede ser tentador gastar más de ese 30% en cosas que quieres, pero trata de ser honesta y estricta contigo misma.

6 Cosas Que No Deberías Comprar Cuando Estás Corta De Plata

Todas pasamos por momentos en que estamos con el presupuesto ajustado, por lo que el exceso de gastos simplemente no es una opción. En períodos como estos, es inteligente reconsiderar tus hábitos de compra y así sentirte más segura con tus finanzas. Y esto, además de tus gastos de alimentación, entretenimiento, etc, incluye también tus gastos en moda.

Abajo te dejamos siete cosas que no deberías comprar cuando estás apretada de plata!

 

dec-mailer

 

 

#1: Multi packs.

Mientras que comprar artículos a granel puede parecer una buena oferta en el tiempo ya que tienes la idea de estar recibiendo más artículos por un precio más bajo que al comprarlos de forma individual, es probable que sólo necesites una de las piezas. Piensa en eso. Una o dos camisetas sólidas probablemente serán suficientes por un tiempo; no hay necesidad de gastar más por un paquete de 10.

 

 

#2: Prendas de sastrería.

Si estás apretada de presupuesto, entonces lo mejor es sólo comprar artículos que realmente puedas usar todo el tiempo. Sabemos que adaptar las prendas a tu medida es la clave para un calce perfecto, pero es un gasto adicional que te puedes evitar si eliges prendas que no necesiten alteraciones significativas.

 

 

#3: Prendas en descuento sólo porque están en descuento.

Puede ser muy tentador comprar algo porque está con la etiqueta roja de descuentos, pero recuerda que si no hubieras entrado a la tienda o si no estabas buscando ese artículo en concreto, lo más probable es que realmente no lo necesites. Guarda ese dinero para cuando encuentres algo que realmente te hace falta.

 

 

#4: Cualquier cosa que ya tengas una misma versión.

Una regla para tener siempre en cuenta: Si ya tienes un artículo parecido a algo que estás tentada a comprar en una tienda, no lo hagas. No lo necesitas. Claro, te puede gustar cierta chaqueta que está en descuento en una tienda, pero si tienes otra linda versión colgando en tu closet, entonces puedes saltarte la compra y ahorrar tu plata.

 

 

#5: Ítems en sitios web desconocidos.

Asegúrate de revisar las tarifas de envío cuando compres en páginas web. Quizás adores una prenda específica, pero el costo puede no valer la pena si el envío es muy caro.

 

 

#6: Prendas que sólo pueden lavarse en seco.

Al igual que las prendas que necesitan ser adaptadas, lo mejor es evitar la compra de artículos que sólo se pueden lavan en seco. Vas a terminar gastando más haciéndote cargo del cuidado de lo que realmente la necesitas. Opta por telas como el algodón que puede ser lavado a máquina.