Cómo Comer Saludable Incluso Cuando Los Que Te Rodean No Lo Hacen

Cuando las personas con las que pasas la mayor cantidad del tiempo no se preocupan por ver lo que estás comiendo, puede ser mucho más fácil perder el rumbo y caer en las tentaciones. Entonces, ¿Cómo puedes prevenirlo? Sigue leyendo.

 

1. Pide comida para llevar de diferentes restaurantes.

A veces, llegar a un acuerdo en el lugar donde quieres hacer un pedido de comida no es realista. Si tu compañera de departamento, tu pareja, etc, quiere un a pizza, pero tú quieres algo saludable, entonces no te sientas comprometida. Hacer dos paradas puede garantizar que ambos estén contentos y nadie se sienta culpable por lo que comió el otro. El tiempo extra valdrá la pena!

 

 

2. Haz preparaciones diferentes con ingredientes similares.

El problema se vuelve más difícil cuando alguien para quien estás cocinando (o quién te está cocinando) no tiene las mismas preferencias en los alimentos. En lugar de cocinar comidas completamente diferentes, puedes optar por diferentes variaciones de preparaciones con los mismos ingredientes. Por ejemplo, si tu pareja está haciendo tacos, puedes eliminar las tortillas y hacerte un bowl con los mismos ingredientes.

 

 

3. Deja la comida poco saludable en un lugar que frecuentes o uses poco.

Cuando la persona con la que vives guarda comida en la cocina que estás tratando de evitar, abrir constantemente una puerta para ver exactamente eso que quieres puede hacer que sea imposible de resistir. En lugar de mantener esos alimentos en un lugar que estés constantemente revisando, mantenerlos en un lugar diferente y menos frecuentado puede ayudar a evitar el problema.

 

 

4. No veas tu alimentación como una “dieta”.

Si consideras que tus hábitos alimenticios son una “dieta” estricta en lugar de un estilo de vida, puedes aumentar tu resentimiento hacia los que te rodean, especialmente cuando comen frente a ti esas cosas que estás evitando. Al darte cuenta de que simplemente estás tomando diferentes opciones de alimentación, en lugar de limitarte por completo, puedes ayudar a que la alimentación saludable sea más fácil.

 

 

5. Mantén snacks saludables en tu cartera.

Si mantienes un snack saludable y sabroso en tu cartera, puedes comer algo fácilmente cuando tienes hambre evitando así que rompas con tus hábitos saludables cuando te ves frente a una tentación.

 

 

6. Date un gusto de vez en cuando.

Nadie puede apegarse a una alimentación saludable todo el tiempo. Darte un gusto de vez en cuando puede hacer que tus elecciones saludables diarias sean un poco más fáciles.

8 Ideas Saludables Para Sacarle El Mayor Partido A Tu Freezer

Si abrimos la mayoría de los congeladores es probable que encuentres un par de cajas de helado y alguna comida preparada para salir de apuros. Si bien estos pueden ser algunos básicos de tu freezer, no te ayudan en tu búsqueda por bajar de peso. Sin embargo, cuando lo usas correctamente, el congelador es la forma correcta para perder kilos, y así es cómo lograrlo.

1. Granos cocidos.

Congélalos en porciones de media o una taza y agrega los granos congelados a las sopas calientes, caliéntalos en el microondas, agrégalos a las ensaladas o saltéalos.

 

 

2. Verduras.

Compra verduras a granel y congélelas tal como están o haz puré en bandejas de cubitos de hielo para sopas, salteados o batidos. Cualquier tipo de verduras se congelará bien, por lo que puedes probar con espinacas, kale, acelga, betarraga, rúcula o una combinación.

 

 

3. Leche de almendras.

En lugar de agregar cubitos de hielo a tus batidos, usa cubos de hielo con leche de almendras para agregar un poco de calcio y cremosidad adicional. Este es también un gran truco si no puedes terminar una caja y no quieres que se desperdicie.

 

 

4. Avena.

Este pequeño truco de congelar convierte la avena cortada en avena rápida, por lo que en menos de cinco minutos puedes comerte un cremoso y contundente desayuno que te mantendrá satisfecha durante toda la mañana.

 

 

5. Huevos.

¿Sabías que puedes congelar los huevos? Duran de tres a cinco semanas en el refrigerador, pero pueden guardarse en el congelador hasta seis meses. Esta receta es para congelar las claras y las yemas juntas, para que puedas tomar rápidamente unos pocos y calentarlos en la mañana para un desayuno rico en proteínas. ¡Nunca te quedarás sin huevos!

 

 

6. Puré de vegetales.

Congela verduras en puré como arvejas, espinacas, camote, zapallo y zanahoria para agregar fibra adicional a las sopas, productos horneados, puré de papas, salsas, batidos, granos enteros cocidos, masa para panqueques, etc. Aquí hay una guía práctica para preparar y almacenar purés de verduras.

 

 

7. Ingredientes para un smoothie.

Lava, pela y corta en cubos la fruta y almacena los ingredientes que usarías para un batido en bolsas en el congelador. Se recomienda cortar la fruta en trozos pequeños para asegurarse de que se hagan bien.

Vierte la fruta congelada en tu licuadora o procesador de alimentos y agrega yogurt, leche, mantequilla de maní, o cualquier otro ingrediente que elijas, un poco de agua, y tu batido estará listo en poco tiempo.

 

 

8. Hiervas.

Darle sabor a tus platos con hierbas es una forma saludable de agregar sabor sin toneladas de calorías. Congela las sobras en bandejas de cubitos de hielo y agrega agua o caldo de verduras.

Porqué Deberías Reconsiderar El Cereal Para El Desayuno Si Quieres Bajar De Peso

El desayuno se dice que es la comida más importante del día. Establece el tono de cómo te sientes y te mueves, y te ayuda a mantenerte al día con tu pérdida de peso. Chris Rocchio, un aficionado a la preparación de comidas conocido como chris.rocchio_fit en Instagram, compartió una foto que demostraba cómo el cereal podría perjudicarte en tu propósito de bajar de peso, y por qué querrías cocinar tú misma un gran omelet.

Chris advierte contra “tener una bomba de azúcar a primera hora de la mañana”, especialmente cuando los cereales estándar se comercializan como “parte de un desayuno equilibrado”. Él establece los detalles de nutrición para que puedas verlo de primera mano.

“La foto de abajo es un tazón de tamaño estándar de Raisin Bran Crunch (2.5c + 1.5c leche + 1c OJ), que en realidad no es tan malo como otros que eran esencialmente solo dulces / dulces – chocolate, chocolate- galletas con chispas, etc.”, escribió. “Desafortunadamente, varias encuestas de hábitos alimenticios para el desayuno aún sitúan a los cereales fríos como la mejor opción para hombres y mujeres.”

 

Wasn’t it great when you had the guilt-free notion that having a sugar-bomb first thing in the morning was “part of a balanced breakfast?” The pic above is a standard size bowl of Raisin Bran Crunch (2.5c + 1.5c milk + 1c OJ), which actually isn’t as bad as others that were essentially just candy/sweets – chocolate, marsh-mellows, chocolate-chip cookies, etc. Unfortunately, several polls of breakfast eating habits still isolate cold cereal as the top choice for men & women in the US. ————— On the other hand, we have the Omelette & Sweet Potato Hash combo. Ingredients: > 3 Pasture Eggs and 1 Egg White > 1/2c Spinach > 1/2c Sweet Potatoes > 1/3 Avocado, > 1/4c Onions, 1/2 Bell Pepper, 1/2 Tomato, 1 oz Mozzarella ————— Omelette’s are my favorite because not only do you get a nice dose of protein & a series of micronutrients, you also have the option of throwing whatever veggies you like in with it to add extra flavor, nutrients, and fiber. ————— I also like sweet potato hash as my carbs because it provides resistant starch: ✅ beneficial for your cells ✅ beneficial for gut bacteria – prebiotic; helps bacteria to produce short-chain fatty acids like butyrate, which is the top energy source for cells in your large intestine; ✅decreases inflammation and changes metabolism of gut bacteria; ✅ May play role in preventing colon cancer and Inflammatory bowel disease. ✅Can also reduce the rise in blood sugar after a meal and improve insulin sensitivity ✅ Can increase satiety ————— Tip: How prepare potatoes changes their resistant starch content. One type of resistant starch is formed when foods are cooled after heating. Some starches lose their original structure when heated. If they are later cooled, a new structure is formed. Resistant starch remains higher after reheating foods that have previously been cooled. The same goes for rice & pasta. ——— #breakfast #cereal #sugar #carbs #eggs #omelette #starch #meal plan #protein #calories #macros #cooking #cleaneating #healthy #healthyeating #nutrition #mealprep #health #healthyfood #fitfood #paleo #paleofriendly #brainfood #focus #inflammation #microbiome #probiotics #guthealth

A post shared by Christopher Rocchio (@chris.rocchio_fit) on

 

La imagen de la derecha, sin embargo, es de una enorme tortilla de tres huevos pasados, una clara de huevo, espinacas, camote, palta, cebolla, pimiento, tomate y mozzarella. “Las omelets son mis favoritas porque no sólo obtienes una buena dosis de proteínas y una serie de micronutrientes, también tienes la opción de agregar las verduras que quieras para agregar sabor, nutrientes y fibras adicionales”, dijo Chris.

Además de todos los beneficios que te esperan en ese omelet, son 511 calorías y 13 gramos de azúcar, mientras que ese pequeño tazón de cereal contiene 777 calorías con 77 gramos de azúcar. La próxima vez que te preguntes qué comer para el desayuno, considera hacerte una gran omelet en lugar de abrir la caja de cereales azucarados.