Cómo Eliminar Las Manchas De Labial De Tu Ropa

A todas nos ha pasado: pasamos a llevar accidentalmente nuestra blusa o camiseta favorita justo cuando recién nos pintamos los labios. A menos que la prenda que manchaste sea del mismo color que el labial, lo más probable es que se note y mucho. Afortunadamente, hay soluciones caseras para eliminarlas y poder salvar tu ropa a su estado original en poco tiempo.

Sigue leyendo para aprender a sacar estas molestas manchas en 5 simples pasos.

 

 

 

 

1. Elimina el exceso de labial.

Antes de aplicar soluciones de limpieza a la tela, usa un cuchillo sin filo o el borde de una tarjeta de crédito para raspar suavemente cualquier exceso de lápiz labial. Esto evitará que la mancha se propague y es especialmente útil si se rompió un pedazo grande de labial en tu ropa.

 

2. Moja con alcohol.

Humedece una tela limpia o un pétalo de algodón con alcohol isopropílico altamente resistente. Aplica suavemente sobre la mancha (no frotes) y luego enjuaga bien con agua fría. Si estás trabajando sobre una tela teñida o muy delicada, asegúrate de probar primero este método en un lugar menos visible de la prenda.

 

3. Usa un removedor de manchas.

Si la mancha persiste, prueba con un quita manchas. Las manchas profundamente incrustadas en la tela pueden responder mejor a los removedores de manchas basados en químicos (en lugar de los ecológicos que tienden a ser más suaves). Cualquier que elijas, preocúpate de revisar antes la etiqueta de cuidado.

 

4. Lava con detergente líquido.

Teniendo cuidado de no esparcir la mancha, sumerge la prenda en agua tibia y masajea suavemente con una pequeña cantidad de detergente. Evita el agua caliente ya que esto puede hacer que la mancha se filtre en el área circundante. No la laves a máquina hasta que la mancha se haya eliminado visiblemente.

 

5. Prueba con laca para el pelo.

Rocía laca para el pelo directamente sobre la mancha y déjala reposar de 10 a 15 minutos. Sumerge un paño limpio en agua tibia y seca suavemente la mancha, sacando la laca y la mancha de labial junto con ella. Si esto no funciona, es mejor que busques ayuda en una tintorería profesional.