17 Trucos Para Oler Increíble Todo El Tiempo

Sácale el máximo provecho a tu perfume y pon en práctica estos tips para oler siempre increíble!!

Presiona cualquiera de las imágenes e ingresa a la galería con los trucos!

6 Relajantes Posturas De Yoga Para Ayudarte A Dormir

Prepárate para una noche de sueño reparador con posturas de yoga restaurativas y ejercicios de respiración. Estas seis fáciles posturas de yoga ayudan a activar el Sistema Nervioso Parasimpático que ayuda a contrarrestar el estrés y promover la relajación.

Estas posturas son tan simples que cualquiera puede hacerlas, yoguis y no yoguis. Lo mejor, es que sólo necesitas una almohada para hacer esta secuencia desde la comodidad de tu cama!

Antes de comenzar haz 10 respiraciones profundas completas (10 inhalaciones y exhalaciones)

 

1. Upavistha Konasana, posición sentada con las piernas en ángulo abierto.

upavistha-850x500.jpg

Sentada con las piernas bien abiertas, coloca una almohada horizontalmente justo frente a tu torso. Inhala, siéntate lo más derecha posible. Exhala, comienza a doblarte hacia adelante desde las caderas (no desde la columna), caminando con tus manos hacia adelante hasta que tu torso superior descanse sobre la almohada. Si esta postura hace que arquees mucho la espalda dobla un poco tus rodillas. Descansa respirando profundamente con tu cabeza mirando hacia un lado por 10 respiraciones completas. Inhala al regresar para volver a sentarte.

 

 

2. Salabhasana, postura de la langosta.

salabhasana-850x500.jpg

Recuéstate boca abajo sobre la almohada que está ubicada justo bajo tus caderas y ombligo. Con la mirada hacia abajo y manteniendo el cuello largo, entrelaza los dedos tus manos detrás de tu espalda. Inhala, extiende los brazos detrás tuyo, levantando los brazos en dirección al techo y presionando el suelo con tus empeines. Exhala, trata de soportar esa altura. Inhala de nuevo, levantando el pecho y la cabeza, con la mirada hacia adelante y el cuello en posición neutra sin tensión. Exhala, mantén la postura. Continúa alargando el cuerpo y abriendo el pecho por 10 respiraciones completas. Con una exhalación, baja el torso y recuéstate con las manos hacia los lados.

 

 

3. Viparita Karani, piernas sobre el muro.

viparita-850x500.jpg

Ubica tu almohada junto a la pared o el respaldo de tu cama y recuéstate sobre la almohada con el sacro apoyado y tu cola y piernas quedan apoyadas en la pared. Extiende las piernas hacia el techo abiertas al ancho de la cadera y deja que tu cuerpo y hombros descansen sobre el colchón. Extiende los brazos hacia los costados con las palmas hacia arriba.

Esta inversión es súper restaurativa sobre todo si pasas mucho tiempo de pie. Tu circulación mejorará, creando un efecto relajante y sanador en casi todos los sistemas de tu cuerpo. Quédate en esta postura respirando profundamente por 2-3 minutos. Para salir dobla tus rodillas y rueda hacia la derecha.

 

 

4. Supta Baddha Konasana, reclinada con piernas abiertas y plantas de los pies juntas.

suptabaddha-850x500.jpg

Sentada sobre la cama y con la cabeza apoyada sobre al almohada en posición vertical, junta las plantas de tus pies mientras que las rodillas caen hacia los lados naturalmente. Descansa reclinada con cada exhalación. Quédate en esta postura por al menos 2 minutos, mientras tus caderas se abren de a poco.

 

 

5. Jathara Parivartanasana, torsión espinal recostada.

twist-850x500.jpg

Desde la postura anterior, mantente recostada sobre tu espalda apoyada en la almohada y suavemente junta tus piernas usando tus manos. Lleva tus rodillas hacia la izquierda y tus brazos extendidos a cada lado con las palmas hacia arriba. Con cada exhalación profundiza un poco más la postura. Quédate en esta postura por un minuto y luego cambia de lado.

 

 

6. Savasana, postura del cadáver.

savasana-850x500.jpg

Antes de entregarte a los brazos de Morfeo, saca provecho de este pacífico momento para una breve meditación y ejercicios de respiración.

Puedes dejar la almohada bajo tu columna, extendiendo tus piernas frente a ti un poco más abiertas que el ancho de tu cadera. Pon tu mano izquierda sobre tu corazón, y la derecha sobre tu estómago. Toma 3 respiraciones profundas. Para comenzar con el trabajo de respiración, inhala contando hasta cuatro, mantén contando hasta siete, luego exhala contando hasta ocho. Repite cuatro veces.

Para completar la secuencia, remueve la almohada bajo tu columna.

 

Dulces sueños!