Combate Las Enfermedades Que Trae El Invierno Con Estos 6 Suplementos

Así es, el invierno está cada vez más cerca! Probablemente ya hayas notado que las temperaturas empezaron a bajar drásticamente, pero lo peor de todo no es solo que pasamos mucho frío, sino que también caemos constantemente en fuertes resfríos y enfermedades! Para evitar esto te recomendamos consumir de estos 6 suplementos que mejorarán tus sistema inmune y así te evitarás muchas idas al doctor!

 

 

1. Probióticos

Lo que hacen: Los probióticos son principalmente conocidos por mantener nuestro intestino saludable y regular nuestro sistema digestivo, pero otro de los increíbles beneficios que entrega es mejorar nuestro sistema inmune. Nuestras paredes intestinales representan entre el 70% y 80% de nuestro sistema inmune, por lo que es fundamental mantenerlo sano y que no se vea comprometido.

Donde encontrarlos: Principalmente en productos lácteos como en el yogurt y el queso cottage, ambos muy buenas fuentes de probióticos.

 

2. Selenio

Lo que hace: Es un mineral que contiene proteínas llamadas selenoproteínas, cuyas propiedades antioxidantes detienen la degeneración celular causada por radicales libres y bacterias, dejándote menos propensa a contraer enfermedades. Estas proteínas además tienen propiedades regulatorias que ayudan a que el sistema inmune se mantenga fuerte y no se vea comprometido cuando combate infecciones e inflamaciones. 

Donde encontrarlo: En nueces brasileras, en atún de aleta amarilla, en el pez paltus o agregando aceite de germen de trigo a tus licuados.

 

3. Zinc

Lo que hace: Una de sus funciones más importantes, además de reducir el estrés y mantener el sistema digestivo sano, es que ayuda en la producción de glóbulos blancos que combaten las infecciones. Otras maneras que tiene de ayudar al sistema inmune es reduciendo las infecciones e inflamaciones, dándole así una mejor recuperación al sistema inmune. También se ha demostrado que el zinc puede reducir el tiempo del resfrío si se toma a tiempo.

Donde encontrarlo: En espinaca, carnes rojas, camarones, frijoles y linaza.

 

4. Vitamina C

Lo que hace: Es uno de los antioxidantes más poderosos que puedes incorporar a tu dieta. Esta vitamina mejora la producción de linfocitos B y detiene el deterioro de los linfocitos T, siendo ambos muy importantes ya que son responsables de detectar y alertar al cuerpo sobre la presencia de patógenos.

Donde encontrarla: Hay una razón por la que siempre nos han dicho que es bueno tomar jugo de naranja cuando estamos enfermas, ya que las frutas cítricas como la naranja y limón tienen un alto contenido de vitamina C. Otra forma es tomando suplementos o comiendo más vegetales verdes como brocoli, kale y repollos de bruselas.

 

5. Vitamina D

Lo que hace: La vitamina D es especial ya que se forma en la piel con la reacción del sol. Además de entregar fuerza a los huesos y músculos, combatir el estrés y la ansiedad, beneficia el sistema inmune. Cuando nos enfermamos, la vitamina D es encargada de producir un péptido antimicrobiano llamado catelicidina, que ayuda a detener la formación de bacterias, microbios y virus.

Donde encontrarla: La vitamina D se absorbe directamente del sol, por lo tanto creemos que no te costará mucho adquirirla. También puedes encontrarla en algunos alimentos como en el salmón y caballa, y también en champiñones.

 

6. Ácidos grasos – Omega 3

Lo que hacen: No solo son buenos para regular la salud del corazón, sino que también ayudan con las inflamaciones del cuerpo.

Donde encontrarlos: Puedes encontrarlos en varios alimentos como en almendras, salmón, palta y chocolate amargo!

 

4 Tips Para Darte El Mejor Baño De tu Vida

Te has dado cuenta de que cuando llegas a tu casa cansada y estresada un baño parece ser la mejor solución? Es casi automático, pero apenas llegas te vas al baño, prendes el agua y llenas la tina con productos de belleza y relajación. Y como no, si esta comprobado científicamente que un buen baño tiene increíbles poderes curativos, tanto así que se viene practicando desde la prehistoria cuando Cleopatra se daba exóticos lavados curativos con leche.

Y como nos encanta que te sientas feliz y súper relajada, hoy te enseñaremos estos simples tips que te ayudarán a darte el mejor baño de tu vida.

¡Qué esperas para llenar la tina!

 

 

 

 

Utiliza aceites perfumados

La inhalación de aceites estimula la parte del cerebro que controla las emociones, por lo que te hace sentir más relajada y tranquila.

 

 

Alcanza la temperatura ideal

La temperatura ideal para un baño es de aproximadamente dos grados más que la temperatura corporal normal. Es decir, si la temperatura corporal normal del ser humano es de 36º, el agua no debería estar a más de 38º. Un baño a esta temperatura es capaz de abrir los poros, liberar toxinas y aliviar resfríos, músculos y articulaciones.

 

 

Exfolia tu piel

Cuando exfolias tu piel eliminas las células muertas y mejoras el flujo sanguíneo. compra un buen exfoliante natural y date un buen masaje que te dejará como recién salida del spa!!

 

 

Mantén la relajación

Puede sonar absurdo, pero es importante que una vez que te salgas de la ducha te mantengas alejada por un rato de toda la tecnología y medios de comunicación, ya que podrías perder rápidamente toda la paz y tranquilidad. En su lugar puedes leer un libro, hacer yoga o practicar algún deporte que mantengan y estimulen ese estado tan único y agradable de relajación.

5 Maneras Camufladas En Que El Estrés Afecta Al Cuerpo

Períodos prolongados de estrés pueden ser bastante desgastantes para tu salud mental. Y a pesar de que generalmente no es difícil identificar las causas, los efectos físicos pueden ser un poco más complejos de comprender…

El cuerpo no responde bien a estrés y cuando te ves absorbida en tus problemas, es fácil ignorar la salud. Mantente atenta a estos síntomas si te sientes estresada, cansada o ansiosa, e intenta tomar cartas sobre el asunto cuanto antes:
 

 

18 hour workdays got me never wanting to leave this bed.. Who's keeping track of time anyway @calvinklein ..

A photo posted by Amanda Shadforth (@oraclefox) on

1. Apretar la mandíbula: Si tus dientes se sienten más sensibles, puede que estés apretando tu mandíbula ante situaciones estresantes o mientras duermes. ¿Sufres de dolores de cabeza? Esta también puede ser la razón.

2. Incomodidad estomacal: Cómo se siente tu estómago es generalmente un buen indicador de cómo te sientes emocionalmente. Si estás constantemente molesta, tu estómago lo estará también.

3. Dolores musculares: Tus músculos se tensan y relajan junto contigo, así que si estás estresada, tus músculos estarán igual y tu cuerpo te dolerá.

4. Resfríos: Investigadores han encontrado que si pasas más de un mes estresada, lo más probable es que te enfermes.

5. Brotes de granos: Si te pasa que cada vez que tienes una reunión importante o un examen te salen espinillas, el estrés puede ser el culpable, ya que hace que las glándulas suprarrenales estimulen la producción de óleo.