Estas Son Las 6 Cosas Que Jamás Deberías Meter Dentro De Tu Licuadora

 

1. Cubos de hielo

A no ser que tengas una licuadora muy potente y buena, colocar cubos de hielo dentro de tu licuadora la puede arruinar por completo. Prefiere meter las frutas congeladas, o hielos granizado.

2. Papas molidas

Lo sentimos, pero los filos de la juguera son muy buenos como para dejar tu puré de papas de la consistencia más rústica y espesa que buscas. Al liberar mucho almidón tu puré quedará con una consistencia muy extraña, por lo tanto te recomendamos hacerlo a mano.

 

3. Líquidos muy calientes

Una sopa caliente recién hecha suena increíble, pero el piso de tu cocina entero manchado y lleno de sopa, no tanto! Los líquidos muy calientes pueden hacer que tu licuadora explote y terminar en un desastre. Debes dejar que el líquido se enfríe unos minutos antes de agregarlo a la licuadora, y evita también llenarla más de la mitad.

 

4. Frutas deshidratadas

Dátiles, damascos y pasas pueden dejar un residuo muy pegajoso en tu licuadora, que además de ser muy difícil de limpiar puede dañar el funcionamiento. La clave para que esto no pase y poder agregar alimentos deshidratados es colocándolos antes en agua tibia. (Recuerda además siempre lavarla muy bien después de usarla)

5. Utensilios

Quieres que todos tus ingredientes se muelan juntos al mismo tiempo y que se vea muy lindo, pero la espinaca sigue ahí sin moverse. Sabemos que es muy tentador meter una cuchara de palo para empujar un poco los ingredientes, pero NO LO HAGAS, a no ser de que quieras arruinar tu cuchara, tu licuadora y tu jugo al mismo tiempo! En vez, apaga la licuadora, remueve los filos y luego introduce los utensilios.

 

6. Masa

Si quieres tratar de hacer pan o masa de galletas, evita hacerlo en la licuadora ya que siempre tienen en una consistencia bastante más espesa y dura, y además los ingredientes no se integrarán bien. Realízalas en un bowl, te tomará más tiempo pero el resultado será mejor!

 

 

 

Esta Es La Nueva Tendencia Saludable Para Bajar De Peso: Todo Lo Que Debes Saber

c593113910f30b5b_Easy-Chickpea-Soup.xxxlarge_2x

¿Has escuchado sobre las limpiezas con sopas? El mundo parece estar obsesionado con esta última tendencia, y aparentemente es con razón…

Sigue bajando para conocer todo lo que tienes que saber sobre las limpiezas con sopas, y cuéntanos qué te parecen!

 

 

¿Qué son las limpiezas con sopas?

Es una dieta líquida, pero mucho menos aterradora de lo que suena. Reemplazas tus típicas comidas con sopas, lo que significa que todavía recibes alimentos, simplemente que no en formato sólido. Existen diferentes versiones que incluyen frutas, verduras e incluso infusiones.

 

 

¿Por qué son buenas para ti?

Los beneficios de las limpiezas con sopas van más allá de la pérdida de peso, pero son un genial medio para lograrlo. La idea es disminuir las calorías mientras se mantiene una sensación de saciedad. Estas sopas son densas en nutrientes, bajas en azúcar y te mantendrán sintiendo saciada, gracias a su contenido de fibra.

Por otro lado, este tipo de limpiezas es una manera excelente de resetear tu cuerpo, especialmente luego de períodos de excesos. Puedes recalibrar tu digestión y volver a tu ritmo sin sacrificar la comida. Muchos de los ingredientes de las sopas, son escogidos por sus propiedades desintoxicantes y pueden resetear tu pH.

 

 

¿Qué la hace mejor que las limpiezas con jugos?

Las sopas, a diferencia de los jugos, mantienen la pulpa y fibra de los vegetales, que es clave para la sensación de saciedad, digestión y pérdida de peso. Nutricionistas y entrenadores la recomiendan como una opción más sana y segura que las limpiezas de jugos.

Al mismo tiempo, la sensación de una sopa caliente es muchísimo más reconfortante que un jugo, y te ayudará a combatir la ansiedad.

 

 

¿Cómo se siente?

Cada una de tus comidas será reemplazada por sopa, lo que es menos terrible de lo que suena gracias a la enorme variedad que se puede dar en su composición. Personas que la han probado comentan que nunca han sentido hambre, pero como es una dieta baja en calorías no les ha permitido entrenar como siempre lo hacen debido a una baja en sus niveles de energía.

 

 

¿Cómo partes?

Es más sencillo de lo que crees. Puedes buscar empresas que tengan todo el sistema listo y te lo pasen a dejar cada día, o puedes hacerlas tú misma usando ingredientes lo más naturales posible.

SOPA DE LENTEJAS ROJAS CON LIMON

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de lentejas rojas partidas. Tienen que estar bien lavadas y enjuagadas.
  • 1 cucharada de cúrcuma (turmeric)
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal.
  • sal de mar.
  • 1 cebolla grande picada (2 tazas)
  • 2 cucharadas de té de comino.
  • 1 1/2 cucharada de té de semillas de mostaza.
  • 1 taza de cilantro picado.
  • Jugo de 3 limones (a gusto).
  • 1 manojo de espinacas picadas.
  • Arroz integral cocido para acompañar.
  • Yogurt griego para acompañar.

1.- En una olla, pon las lentejas con 6 tazas de agua, la cúrcuma, 1 cucharada de mantequilla y 2 cucharadas de sal. Llevar a ebullición y, luego, bajar el fuego y dejar las lentejas cociendo a fuego lento, con la olla tapada, hasta que las lentejas estén blandas (20 min. aprox.). Moler con una batidora manual para que quede como un puré. Echa más agua hasta que la sopa adquiera la consistencia que tu quieras, añade sal a gusto. Mantén la sopa caliente.

2.- Mientras que las lentejas se cocinan, prepara la cebolla. En un sartén a fuego lento cocina la cebolla en las 2 cucharadas de mantequilla que quedan junto con el comino y las semillas de mostaza, revolviendo ocasionalmente. Cuando las cebollas se hayan suavizado (aproximadamente 10 o 15 minutos) añadir el cilantro y cocinar durante unos segundos antes de retirar del fuego. Agrega la mezcla de cebolla a la sopa y a continuación, agrega el jugo de los limones, de a poco, hasta que la sopa tenga un poco de sabor a limón. Agrega más sal si es necesario.

3.- Justo antes de servir, añadir la mantequilla que quedó en el sartén, cuando esté caliente la sopa añade las espinacas y una buena pizca de sal. Mezcla bien y cocina durante tiempo suficiente para que las espinacas quedén cocidas.

Servir con arroz en cada plato, espinacas y una cucharada de yogur.

Rinde 6 porciones.

Source: 101 cookbooks