5 Guías Para Tu Look De Belleza En La Oficina

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

En tu lugar de trabajo, verte pulida y acorde a la situación es casi tan importante como el trabajo que haces. Velo de esta manera: estás haciendo un trabajo increíble pero si te muestras a los demás como alguien desordenada o con un look que no va de acuerdo a tu oficina, darás una falsa impresión de todo el esfuerzo que pones.

Algo parecido ocurre con tu maquillaje (junto con tu vestuario). Tu rutina de belleza refleja tu gusto, uso del tiempo y juicio. Pero ten en cuenta que, mientras es importante destinarle un tiempo en la mañana a tu look de oficina, tampoco hay que caer en excesos, no quieres que tus compañeros piensen que le dedicas más tiempo a arreglarte que a trabajar. El equilibrio es la clave, y para hacerlo más claro y fácil de llevar a cabo, te dejamos una lista con los 5 tips claves para una perfecta rutina de belleza para el trabajo:

 

Women-in-Office

 

1. Pelo:

Para los días en que no tienes tiempo para peinarte o incluso lavarte el pelo, hazte un tomate de bailarina. Éste te da un aspecto elegante y profesional sin tener que destinarle demasiado tiempo ni esfuerzo. Trenzas espigas o una cola de caballo ordenada también son buenas opciones. Los días que sí te lavas el pelo, recuerda siempre secarlo; llevar con el pelo mojado a la oficina da la impresión que tuviste que correr durante la mañana, lo que es un signo de habilidades pobres de gestión del tiempo.

 

2. Uñas:

Unas uñas mal esmaltadas o saltadas pueden ser un signo de dejadez, así que si el esmalte está empezando a salirse, dedica tres minutos de tu tiempo y quítalo antes de ir a la oficina. Las uñas sin pintar y limpias siempre serán mejor opción que un esmalte mal tenido. Además, si tienes que escribir mucho en el computador, cuida llevar las uñas cortas, ya que el sonido de las uñas largas naturales o de acrílico en contacto con el teclado, puede ser realmente molesto para tus compañeros.

 

3. Ojos:

La oficina no es lugar para un smoky eyes o una sombra brillante. En lugar de eso, mantén tu maquillaje de ojos sencillo. Puedes acudir a un poco de delineador o una sombra neutral. Si eres propensa a que se te manchen los ojos con el rímel, prueba con uno que sea a prueba de agua para evitar los temidos “ojos de mapache”.

 

4. Labios

El uso de un poco de lápiz labial es un buen truco para complementar tu look de oficina. Mientras el resto del maquillaje es muy simple, puedes jugar con algún labial de color. Optar por un brillo labial neutro o un bálsamo también es una buena alternativa.

 

5. Perfume

Cuando se trata del perfume, hay que ser considerada con tus compañeros de trabajo que están sentados a tu alrededor y por lo mismo usarlo recatadamente. Sobre todo si te sientas en un espacio de oficina abierto, ten en cuenta que no a todos les gustan necesariamente los mismos olores que a ti. Y recuerda, si quieres retocar tu perfume a mitad del día, siempre es mejor hacerlo en el baño y no en tu escritorio.

 

 

Tip extra: Otro buen consejo es mantener siempre una bolsita a mano con los elementos esenciales de belleza. Nada demasiado extravagante, puede ser un lápiz labial, desodorante, cepillo de dientes y un mini cepillo de pelo. Nunca se sabe cuando tu maquillaje puede necesitar un pequeño retoque.

Síguenos en facebook