5 Posibles Problemas De Tu Rutina De Belleza

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Aunque pensemos que tenemos una rutina de belleza bastante completa (yo por lo menos lo creía así), hay áreas de nuestro cuerpo que estamos descuidando sin querer… Estas zonas a las que no les estamos prestando tanta atención son las más suceptibles al envejecimiento prematuro, rompimiento e incluso cáncer a la piel.

Sigue leyendo para saber cuáles son las zonas de las que debemos preocuparnos!

 

1. Orejas.

Skin Care in Ramadan (1)

Las orejas son una parte de nuestra cara que muchas veces olvidamos cuando se trata de usar protector solar (mmm soy culpable de este error…). Pero son la tercera zona más común en ser afectada por el carcinoma celular (el tipo de cáncer a la piel más común). Según la Fundación de Cáncer a la Piel, menos de un 33% de las personas se aplica protector solar rutinariamente en sus orejas. Si te ejercitas al aire libre, o estás mucho al sol con el pelo tomado, preocúpate de ponerte protector en tus orejas también.

 

 

2. Uñas y cutículas.

001

Si crees que la solución para las uñas rotas, saltadas o craqueladas es hacerte la manicura regularmente, estás equivocada. Estudios han demostrado que aquellas personas que se regalonean con manicuras profesionales son más propensas a tener uñas secas y quebradizas debido a los químicos y la manipulación. Mantén tus uñas y cutículas humectadas para evitar que se te quiebren. Y, ojo que humectar tus manos no es lo mismo que humectar tus uñas y cutículas, las cuales se secan fácilmente y necesitan de aceites y ungüentos más espesos para mantener la hidratación.

 

 

3. Cuello y escote.

Caring-for-Your-Neck

Además de tu rostro, los dos mayores delatadores de tu edad son las manos y el cuello. La piel de tu cuello y escote es igual de delicada e incluso más delgada que la piel de tu rostro por lo que aquí se suelta primero la piel y se ven la primeras machas de sol y arrugas. Lo peor es que estás zonas suelen ser descuidadas cuando se trata de cuidarlas y usar protector solar. Preocúpate de cuidar la piel de tu cuello y rostro con la misma dedicación que cuidas la piel de tu rostro. Y si puedes, usa retinol entre dos y tres veces por semana para estimular la renovación celular.

 

 

4. Codos y rodillas.

869_1347178520_b9489

Codos y rodillas secos y cenicientos son tropiezos de belleza que usualmente no notamos hasta que ya no hay vuelta atrás. Pero, preocuparte de este tema anticipadamente no requiere mucho trabajo extra. La piel de tus codos y rodillas es más gruesa que la piel del resto de tu cuerpo, por lo que necesita ser exfoliada un poco más agresivamente. Los clásicos exfoliantes, como el que usas en el ducha, son sólo una parte del asunto. Súmale un poco de exfoliación química con ácido glicólico en almohadillas o loción. Y como el oscurecimiento de la piel en estas zonas también es un tema, busca humectantes con vitamina C para iluminar la piel.

 

 

5. Manos.

dry-skin

Las manos son uno de los primeros lugares que pierden grasa y elasticidad a medida que envejeces. Y como están expuestas constantemente a los elementos y al lavado y secado (lo que es muy deshidratante), tus manos envejecen más rápido que el resto de tu cuerpo. Humectar y proteger tu piel de los rayos solares es la mejor precaución que puedes tomar. Siempre aplica crema de manos después de lavarlas y protector solar mínimo factor 30 cada mañana. Si sueles pasar gran parte del día manejando (con las manos muy expuestas al sol) puedes probar manejar con un par de guantes al más puro estilo Mad Men!

 

 

Source; Byrdie

Síguenos en facebook