7 Trucos De Belleza Para Antes De Acostarte Y Despertar Radiante

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Conoces la situación: son las 8 a.m., has aplazado no menos de cuatro veces la alarma de tu despertador, ya llegas tarde al trabajo, no tienes idea de qué ponerte y tu pelo parece que te electrocutaste mientras dormías…

Los despertares estresantes son lo peor, y desafortunadamente, los conocemos demasiado bien. Pero no te preocupes, estamos acá para ayudarte, por eso recopilamos siete trucos de belleza útiles para que puedas levantarte, brillar y verte como la mejor versión de ti misma.

 

1. Lávate la cara dos veces la cara antes de dormir.

En lugar de pasar los preciosos minutos de la mañana lavando tu cara, haz todo el trabajo de la noche. Empieza con un limpiador a base de aceite para remover el maquillaje, luego usa un limpiador suave en gel o crema antes de humectar y termina con una crema de noche. Limpieza profunda por la noche; limpieza rápida con agua en la mañana.

 

 

2. Lávate el pelo en la noche.

Hablando de arreglos nocturnos, puedes tratar de lavarte el pelo en la noche para reducir el tiempo de preparación.

 

 

3. Y péinate el pelo también en la noche.

Después de lavarte y desenredarte el cabello por la noche, hazte un moño bajo (o dos, si tienes el cabello grueso). Voilà: cuando suena la alarma, te despertarás con olas sin frizz.

 

 

4. Usa una almohadilla exfoliante.

Una o dos veces por semana, usa una almohadilla de exfoliación sobre tu cara para eliminar las células muertas de la piel y aclarar tu tez. Solo toma unos segundos y hace un mundo de diferencia.

 

 

5. Revisa tus cejas y ve si es necesario un poco de pinzas.

A todas nos ha pasado: estás a punto de salir por la puerta después de una última mirada en el espejo, ¡pero uh! Te das cuenta de que hay unos pelos rebeldes en tus cejas. Una cosa lleva a la otra y pronto pasaste 15 minutos mirándote la cara. En su lugar, revisa tu rostro por la noche para reducir el tiempo de preparación de la mañana.

 

 

6. Hidrata.

Cuando sientas tu piel seca, aplica una máscara hidratante y coloca una toalla tibia y húmeda sobre ella durante unos minutos para una penetración más profunda. Más humedad equivale a una piel más suave y lisa cuando te despiertas.

 

 

7. Organiza tu rutina.

Pon tu maquillaje y cualquier elemento esencial para el cuidado de la piel en un lugar de fácil acceso para que puedas prepararte y salir con rapidez. De lo contrario, perderás el tiempo buscando en tu baño o tocador.

Síguenos en facebook