9 Cosas Que Debes Saber Antes De Hacerte La Manicura

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No queremos sonar alarmistas, pero hay cosas sobre el mundo de la belleza que muchas veces preferiríamos no saber… como el hecho de que el envejecimiento comienza a los 25 años, y que muchos cosméticos son hechos con orina… plop! Bueno, aquí les tenemos algunos consejos, que puede que no les agraden, sobre las manicuras.

Aunque nuestras uñas se ven taaan lindas recién hechas y pintadas de nuestro color favorito, hay que considerar varios factores relacionados con la higiene!

 

1418974216Manicure-4

 

1. Las cutículas o padrastros pueden causar una infección.

Estas uñas largas se ven lindas en Instagram, pero podría haber todo tipo de gérmenes rondando bajo las puntas, incluyendo hasta materia fecal y estafilococos. Tener cortes y heridas en tus manos por las cutículas hace que seas más propensa a infecciones. Muchas bacterias viajarán desde tus dedos a tu boca, tus ojos y tu nariz.

 

2. Tienes muchísimos nervios en tus dedos.

Hay más receptores de nervios por milímetro cuadrado en tus dedos que en tus brazos y piernas. Es por eso que un corte al hacerte la manicura puede doler tanto! Puedes evitar las cutículas sangrantes y uñas rotas humectando tus manos a menudo. Si no te preocupas de tus uñas éstas se partirán, saltarán y te harás heridas más fácilmente.

 

3. Asume que todos pueden tener VIH+.

Existe una precaución universal en la industria de las manicuras en asumir que cualquiera puede ser VIH+. Tienes contacto con bacterias que potencialmente podrían tener sangre e infecciones, por lo que hay que tomar medidas de la misma forma como se hace en la industria de los tatuajes. Como clienta debes fijarte bien de que los instrumentos no se compartan entre otros clientes y que sean desinfectados entre cada uso.

 

4. Hay piel bajo tus uñas también.

El hiponiquio es la piel que puedes ver creciendo bajo el costado de tu uña. Cuando limpias debajo de tus uñas, a veces hay unas pequeñas hilachas blancas, las que pueden interferir con el sellado del borde libre. Usa un pequeño bloque de pulido para despejar los escombros de hiponiquio o empújalo hacia abajo para lograr que tu manicura dure más tiempo.

 

5. Comerte las uñas puede causar tejido cicatricial.

Ojo las chicas que se comen las uñas! Si sigues con este hábito, con el tiempo, podrías terminar con uñas que se curvan hacia arriba y dedos adormecidos. Cuando muerdes tus uñas estás causándole daño a las terminaciones nerviosas que son las que producen la sensibilidad que tenemos en nuestros dedos. Hay personas que se comen tanto las uñas que terminan produciendo tejido de cicatriz el cual afecta el lecho de la uña, por lo que tus uñas pueden terminar creciendo hacia arriba o en ángulo.

 

6. La lima mecánica mata la keratina.

Corre si la manicurista saca el Dremel (esa maquinita que requiere una mascarilla). Con tanto pulir, lijar y limar estás sacando poco a poco la keratina de tus uñas, causando el “círculo de fuego”. El círculo de fuego no es otra cosa que un semicírculo rojo que aparece bajo la piel cerca de la punta de las uñas. Si limas o lijas en exceso, empezarás a ver células de sangre bajo tus uñas. Lo único que puedes hacer, es esperar a que esto crezca, y puede ser doloroso.

 

7. Las micro roturas son la razón por la que tus uñas se quiebran.

Además de aplicar aceite de cutícula y crema de manos todos los días, querrás revisar que no hayan micro roturas. Estos son esos diminutos pedazos de uña que se enganchan en tu sweater y eventualmente termina quebrándose tu uña. Usa una lima de metal para pasar por los bordes cada dos días aprox.

 

8. Remojar tus uñas en el salón sólo acortará la vida de tu manicura.

Di no gracias, al remojo antes de la manicura. No deberías remojar tus manos, ducharte o lavar los platos justo antes de hacerte las uñas ya que éstas absorben el agua y se expanden. Luego el esmalte no se fija bien, ya que la uña se encoge, volviendo a su tamaño normal una vez que se seca.

 

9. No cortes las cutículas!

En algunos países hasta es ilegal… No dejes que te corten las cutículas ya que es muy fácil contraer infecciones. Además, una vez que empiezas a hacer esto, las cutículas crecen muy rápidamente y no tan bonitas como lo hacían naturalmente, por lo que vas a querer cortarlas regularmente. Aunque no es lo óptimo, lo más seguro es empujarlas hacia atrás.

Síguenos en facebook