Cómo Evitar Que Tu Lápiz Labial Se Corra

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Hay muchísimas razones de porqué amamos unos labios de color fuerte, pero el temor a que se corra y la atención que requieren es suficiente para evitarlo y optar por un nude. Sin embargo, te tenemos la técnica para una aplicación perfecta y duradera!

Sigue leyendo!

 

a9944f02_SS_BrandShoot_April2015_19_1_.xxxlarge

 

Prepara

Ningún color queda bien con unos labios partidos. El pigmento se aplicará de manera dispareja, y no durará en labios duros, secos o quemados por el sol. Mezcla un scrub de azúcar y úsalo por lo menos semanalmente para mantener tu sonrisa suave.

 

 

Hidrata

Cuando no estés usando un color fuerte, asegúrate de usar un bálsamo hidratante, sobre todo antes de dormir. Y al aplicar el labial tus labios deberían sentirse relativamente secos al tocar -especialmente si es mate-, ya que necesitará una superficie donde adherirse. Si se sienten un poco pegajosos o húmedos, usa polvos transparentes antes de seguir con el color.

 

 

Espolvorea

Para realmente sellar el labial, prueba este truco. Toma un pañuelito de dos hojas, sepáralas y usa una para sacar el exceso de producto. Sigue con otra capa de labial y pon el otro pañuelito contra tus labios. Luego, usando unos polvos transparentes de maquillaje y un pincel suave espolvorea tus labios sobre el papel delgado. El polvo absorverá el exceso de hidratación del labial (sin afectar cómo se ve!) y hará que dure toda la noche.

 

 

Previene

Este truco realmente funciona! Mete un dedo limpio entre tus labios, ciérralos suavemente y sácalo. El color que está en la parte de adentro de tus labios saldrá en tu dedo y evitará que se manchen tus dientes.

 

 

Protege

A pesar de que siempre lo mejor es invertir en un delineador del color del labial para una aplicación más precisa y duradera, puedes usar tu corrector para limpiar la línea de tus labios con un pincel pequeño y asegurarte de una aplicación perfecta. El corrector actuará como una muralla para tu labial, previniendo que se corra. Termina con unos polvos para fijar y no tendrás que preocuparte más!

Síguenos en facebook