Dile Adiós A Los Puntos Negros Con Este Exfoliante Natural!

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Vivimos gastando muchísimo dinero en tratamientos que nos limpien y exfolien la piel, pero resulta que hay muchas formas de lograr los mismos resultados con ingredientes caseros. Sólo necesitas un poquito de paciencia y ganas de consentir tu piel.

Hoy quisimos compartir una máscara exfoliante de avena que puedes hacer de manera muy simple y rápida. Sigue leyendo!

 

 

Prepara

main.original.585x0
Parte con la piel limpia y recopila los ingredientes. Necesitarás avena seca, bicarbonato de sodio y el jugo de un limón.

 

 

Agrega la avena

main.original.585x0-1
Vierte 1/4 de taza de avena en un bowl pequeño para mezclar (si la avena está demasiado grande, muélela con un mortero o pásala por un procesador antes). La avena exfoliará gentilmente y absorverá el exceso de grasa en tu piel para mantener los poros limpios.

 

 

Agrega el bicarbonato de sodio

main.original.585x0-2
Luego, agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio. Éste actúa limpiando los poros, removiendo las células muertas y balanceando tu piel.

 

 

Agrega jugo de limón

main.original.585x0-3
Luego, agrega una cucharada de jugo de limón fresco. El limón es un astringente natural con propiedades anti bacteriales que eliminan los puntos negros que congestionan tus poros. Además, los altos niveles de vitamina C le darán un boost de brillo a tu piel.

 

 

Mezcla

main.original.585x0-4
Mezcla todos los ingredientes hasta lograr una pasta. La combinación de bicarbonato y limón hará que la mezcla burbujee, pero es normal.

 

 

Revisa la consistencia

main.original.585x0-5
Si tu exfoliante quedó demasiado seco, agrega más jugo de limón, y si quedó muy aguado, agrega más avena hasta que logres una consistencia pastosa.

 

 

Exfolia

main.original.585x0-6
Ahora puedes exfoliar. Aplica la mezcla en tu piel mojada y masajéala por un minuto. Usa movimientos suaves y circulares, concentrándote en las areas que son más propensas a los puntos negros, como la nariz y frente. Enjuaga y seca. Sigue con un serum o crema y estás lista!

¿Tienes algún otro tratamiento casero que quieras compartir? Cuéntanos más abajo!

Síguenos en facebook