Ilumínate! Las Mejor Inspiración Para Tu Color De Cabello

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Si estás buscando aclarar tu pelo para tenerlo más brillante durante el verano, entonces este artículo te va a gustar! Existen muchas técnicas distintas para iluminar el cabello, desde visos de bebé, ombré, bolayage, entre muchos otros; y además variados tipos de colores, como miel, caramelo, trigo, etc! Las posibilidades son realmente infinitas, pero para que no te asustes, aquí te dejamos la mejor selección para saber qué es lo que mejor funciona para tu color de pelo, textura y estilo de vida.

Abajo te dejamos todas las alternativas para que sepas qué quieres y cómo pedírselo a tu colorista!

 

 

#1

image

Un aspecto muy natural y ligero es el ombré, que es por excelencia el look playero californiano. Su proceso incluye escarmenar, decolorar las puntas y luego hacer visos delgados en el resto del pelo para asegurarse de que el tono esté perfectamente mezclado y se vea natural.

Mantenimiento: Como es un aspecto suave, crecerá muy lindo y esto hace que dure de cinco a siete meses y si es que no tienes canas. Si tienes canas, sólo tienes que retocarte las raíces.

 

 

 

#2

image-(1)

¿Tienes el pelo oscuro y miedo a comprometerte con un color? Lo creas o no, hay un look perfecto que tienes que probar! Se llama “color progresista” y se trata de un bolayage (mechones pintados a mano), aplicado en mechones muy pequeños y sólo después de que han escarmenado todo el pelo (tu colorista entenderá estas directrices). Esto permite que los mechones iluminados resulten más imperceptibles y suaves. Este look puede quedarle a bien a todo el mundo, pero tienes que evitar demasiado contraste entre los reflejos y tu color natural de pelo.

Mantenimiento: En teoría, esto debería ser tan sutil que puede durar hasta que los visos desaparezcan. Pero, si quires mantener el look intacto, deberías retocar cada tres meses.

 

 

 

#3

image-(2)

Para aquellas con rulos naturales, se recomienda suavizar el color en general y luego hacer algunos mechones más claros pintados a mano, para así crear más dimensión. Es una buena alternativa para aquellas que quieren verse más rubias pero sin dañar el pelo.

Mantenimiento: Este look necesita un mantenimiento muy bajo. Puedes hacer el retoque general cada tres meses pero los visos sólo una vez al año.

 

 

 

#4

image-(3)

Este look, parecido al anterior, se trata de usar la misma técnica pero con tonalidades más frías para un acabado más suave y menos dramático. Pide reflejos rubios que imiten el efecto del sol. Es un look perfecto para las que disfrutan de su color natural de pelo pero quieren agregarle una pequeña explosión de color.

Mantenimiento: Este estilo es muy suave así que sólo necesita retoque cada seis meses.

 

 

 

#5

image-(4)

Este look podemos describirlo como un ombré suavizado o un sombré, lo que le permite a una rubia mantener la profundidad pero jugar con las puntas para darle ese acabado de baño de sol. Para lograrlo, se sugiere pedir reflejos finos desde la zona de las raíces y luego hacerlos más pesados al ir acercándose a las puntas.

Mantenimiento: Debes saltarte el color base, por lo que el crecimiento será suave y se verá natural, lo que te permite poder hacer un retoque cada seis meses.

 

 

 

#6

image-(5)

Para aquellas que están buscando un rubio pálido, lo necesario es hacer una lámina pesada de reflejos, pero que dejen ver el inicio de las raíces y crear dimensiones. Cualquier persona puede usarlo, no se trata de lo claro u oscuro que lo lleves, sino como lo mezcles.

Mantenimiento: Este look requiere de más compromiso, por lo que tendrás que retocar cada seis a ocho semanas.

 

 

 

#7

image-(6)

No tienes que ser una rubia tradicional para llevar el pelo más claro este verano. Puedes agregar dimensión a tu pelo café y lograr ese efecto de baño de sol. Para lograrlo tienes que pedir un look natural con reflejos tonos arena-beige que sean más claros alrededor de tu cara y hacia las puntas. Especialmente en las morenas, esto puede tomar un poco de tiempo, por lo que tienes que ser paciente para no terminar con tonos anaranjados.

Mantenimiento: Lo bueno de este look es su bajo mantenimiento. Los reflejos crecerán gradualmente, por lo que puedes retocarlos cada seis meses o incluso más.

 

 

 

#8

image-(7)

El truco para este color rubio viene en dos partes: trabajar con finas secciones de pelo y elegir dos tonalidades rubias para alternar. En este caso, para lograr un aspecto natural se necesita trabajar con mechones muy finos y ser un poco más paciente de lo normal.

Mantenimiento: Como el pelo está coloreado hasta las raíces, tienes que hacer retoques cada ocho semanas.

 

 

 

#9

image-(8)

Este es un look con muy bajo mantenimiento y perfecto para aquellas que sólo quieren realzar su color natural. Se inspira en pelo de los surfistas y consiste básicamente en colorear sólo las puntas del cabello.

Mantenimiento: Ya que no estás tocando las raíces, puedes darle este toque de brillo a tus raíces cada seis meses.

 

 

 

#10

image-(9)

Obviamente no nos olvidamos de aquellas que quieren algo muy claro. Aquí estamos hablando de un rubio platinado y para lograrlo, lo más probable es que necesites decolorante y un color de doble proceso. Para un resultado un poco más natural, pídele a tu peluquero que le de un toque ceniza.

Mantenimiento: Tienes que hacerte la idea de tener que hacer retoques cada cuatro a seis semanas.

 

 

 

#11

image-(10)

Para alcanzar el ombré color miel tienes que pedir un tono de base dorado miel con un ombré pesado y marcado en los extremos. Asegúrate de que los colores combinen bien juntos para que se logre un efecto lindo de degradado sin límites marcados.

Mantenimiento: Si estás cambiando tu color de base, tendrás que hacer retoques cada seis a ocho semanas, pero si te quedas con tu color natural y simplemente resaltas las puntas, puedes retocar cada cinco a seis meses.

 

 

 

#12

image-(11)

A este look podemos llamarle visos de bebé sombré. Tienes que pedir reflejos que enmarquen tu cara, partiendo a unos pocos centímetros de las raíces, o también un balayage muy sutil esparcido por las secciones centrales de las puntas del cabello. La clave es mantener los mechones más destacados distanciados de las raíces.

Mantenimiento: Si estás usando tu color natural de base, puedes retocar una o dos veces al año. Si estás cambiando el color de base, tendrás que retocar cada cuatro a ocho semanas.

 

 

 

#13

image-(12)

Tomar mechones que son naturalmente negros u oscuros para convertirlos en rubios dorados no es tarea fácil y necesita de una estrategia de aclarado. En primer lugar, es necesario alcanzar un color base que puede ser un chocolate y luego pintar a mano mechones que queden en tonos durado o caramelo.

Mantenimiento: Hazte la idea de que tendrás que estar haciendo retoques cada seis a ocho semanas.

 

 

 

#14

image-(13)

Este color es perfecto para aquellas que siempre han querido ser rubias pero tienen miedo en correr el riesgo. Para conseguir este look, que es oscuro y claro en todos los lugares correctos, el colorista debe seleccionar mechones muy pequeños y teñir desde unos pocos centímetros más abajo de las raíces. Pide un color cálido rubio arena para ir creando el efecto.

Mantenimiento: Por lo genera, el efecto dura entre dos a cuatro meses hasta que tengas que retocarlo.

Síguenos en facebook