Los Mejores Tips Para Maquillar Tus Ojos Y Realzar Su Forma

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

El contouring sigue siendo una de las técnicas más dominantes en el maquillaje pero, ¿sabías que también lo puedes aplicar en tus ojos? Con un poco de sombra y un pincel, puedes destacar, esculpir y definir su forma, sin necesidad de cirugía!

Sigue bajando para aprender cómo esculpir cada forma de ojos.

 

 

Ojos almendrados

Almond

Los ojos almendrados se asemejan -obviamente- a una almendra, y tienen la esquina externa ligeramente levantada. Esta forma es muy fácil de maquillar y es la más versátil:

Para el día: Simplemente aplica una capa pareja y suave de algún color mate (ojalá marrón claro o gris), y luego mezcla un tono más oscuro en el borde externo de la cuenca. Difumina bien los colores para un efecto que hará que se destaquen tus ojos.

Para la noche: Aplica un tono oscuro con brillo en la línea de tus pestañas, y difumínalo hacia arriba. Sigue con un tono medio en todo el párpado, y termina delineando tus ojos con negro u otro color oscuro para acentuarlos y redondearlos.

Para definir: Usa un tono medio en todo el párpado. Sigue con un color claro y mate bajo tus cejas, y aplica un color oscuro en la esquina externa de tus pestañas superiores, para darle un efecto más alargado.

 

 

Ojos redondos

Round

Los ojos redondos son más grandes y anchos que los almendrados, y se ve más blanco que en las otras formas de ojos. Nuestra recomendación: Elongar el ancho para maximizar la forma.

Para el día: Aplica un color claro en todo el párpado. Sigue con un tono medio en la esquina externa superior e inferior de las pestañas. Por último, usando un color oscuro delinea la esquina superior, extendiéndola hacia arriba y afuera para elongar el ancho del ojo.

Para la noche: Aplica un tono oscuro con brillo cerca de la línea de las pestañas, y difumínalo hacia arriba. Sigue con un tono medio en la cuenca y delinea toda la línea superior de tus pestañas con negro, para acentuar tus ojos redondos.

Para definir: Aplica un tono medio en el párpado, y sigue con uno claro y mate bajo el arco de las cejas. Delinea la esquina externa de tus pestañas superiores, para elongar la mirada.

 

 

Ojos que apuntan hacia arriba

Upturned

Este tipo de ojo tiene una inclinación natural hacia arriba y es la forma perfecta para hacer un smoky eye. Nuestra recomendación: Enfatiza la elevación y perfecciona la simetría.

Para el día: Para maximizar la superficie del párpado, divide el ojo en dos y aplica un tono claro a la mitad interna. Luego aplica un color medio a la de afuera, y delinea la esquina externa de las pestañas superiores e inferiores con un tono oscuro.

Para la noche: Pinta con un tono claro y brillante el párpado y la esquina interna. Delinea las pestañas de arriba y abajo con un tono medio, y difumínalo. Para igualar las proporciones, delinea la esquina externa del ojo con un color de brillo oscuro difuminado hacia afuera.

Para definir: Aplica un tono claro y mate bajo las cejas. Sigue con un brillo claro en todo el párpado, y luego delinea las pestañas superiores con un tono oscuro. Usando el mismo color oscuro, aplica una línea más gruesa en la esquina externa de las pestañas de abajo para destacar la simetría.

 

 

Ojos que apuntan hacia abajo

Downturned

Si tus ojos tienen una ligera inclinación hacia abajo, entonces lo que quieres hacer es acentuar la forma y destacar la esquina exterior.

Para el día: Aplica un color claro en todo el párpado y la esquina interna. Para levantar el ojo, aplica una sombra de tono medio y luego delinea con negro o café la esquina externa.

Para la noche: Aplica un color claro con brillo en todo el párpado. Sigue con un tono medio en la cuenca, difuminándolo hacia arriba. Para destacar la esquina externa, delinea tus pestañas con un color oscuro y difumínalo hacia arriba cuando llegues al final.

Para definir: Aplica un color brillante y claro en el párpado. Sigue con un tono claro y mate bajo tus cejas, y termina con un delineado cat-eye, ya que tu forma de ojo es especial para el estilo!

 

 

Párpados caídos

Hooded

Si cuando tus ojos están abiertos ves poco párpado, entonces tu trabajo está en hacer que se marque una cuenca definida.

Para el día: Aplica un color claro en todo el párpado. Luego mezcla un color medio en la cuenca, difuminando hacia arriba, y delinea tus pestañas con un tono oscuro, suavizado también hacia arriba.

Para la noche: Aplica un color claro bajo tus cejas y en la esquina interna de tus ojos. Sigue con un tono medio en todo el párpado, y difumínalo hacia arriba de la cuenca. Delinea la línea de las pestañas con un color mate oscuro para dar más definición.

Para definir: Parte con un color mate y claro bajo tus cejas. Sigue con un color medio en todo tu párpado, y para hacer que tus ojos se vean más grandes, delinea con una línea delgada tus pestañas superiores con un color mate oscuro.

Síguenos en facebook