Si Vas A Cortar Tú Misma Tu Chasquilla, Lee Esto Primero

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Nos encanta el look de flequillo, pero el lado B es su mantención, cuando se alarga demasiado y te tapa los ojos (es mucho más seguido de lo que piensas).

Como sabemos que puede ser un poco cansador y caro tener que pedir una hora a la peluquería cada vez que necesitas recortarlo, quizás quieras aprender a hacerlo tú misma. Pero ojo, no dejes que te gane la ansiedad, hay algunas cosas que debes tener en consideración antes de agarrar las tijeras.

 

 

 

Haz la preparación adecuada.

Es importante que cortes el flequillo mientras el cabello está seco. ¿Por qué? Tu pelo es más largo cuando está mojado. Si no esperas hasta que esté seco, podrías exagerar y cortar demasiado.

Si bien es necesario usar tijeras especiales para el pelo (olvídate de usar las mismas que para el papel), no es necesario derrochar. No tienen que ser caras, sólo es importante que sean especialmente para eso.

 

Corta de la forma correcta.

Empieza por tomar la sección media y más corta de tu flequillo en la mano, y luego junta los extremos. Debes cortar los extremos de esta sección, lo que significa cortar todo con las tijeras hacia arriba. Esto funciona para darle textura a tu chasquilla. Debes mantener la punta de tus tijeras a un ángulo de 45 grados de tu rostro para evitar cualquier historia de terror. Recuerda nunca cortar demasiado, es mejor ir recortando de a poco.

 

Revisa tu trabajo.

Si bien puedes estar satisfecha después de terminar, debes verificarlo dos veces. Entonces, inmediatamente después de dejar de cortar, lávate el pelo con shampoo, bálsamo y luego sécalo. Una vez que hayas terminado, dale a tu nuevo flequillo otra vistazo. Quizás notes algunos errores que debes corregir. Sé paciente, te prometemos que el resultado final valdrá la pena.

Síguenos en facebook