Sin Estos Pasos Y Productos, Tu Rutina De Belleza Diaria Nunca Será Exitosa

El rostro es nuestra carta de presentación y con el paso de los años debemos empezar a preocuparnos aún más de él. En eso la rutina diaria de belleza es fundamental, además de una alimentación balanceada y deporte. Un buen cuidado de la cara, con los pasos y productos correctos, realmente hacen la diferencia (nosotras lo hemos comprobado). Y como queremos compartir los buenos consejos, lo primero que dejaremos en claro es que las cremas no bastan y se necesitan diversos productos más para generar resultados. Pero no te asustes, una rutina completa es rápida y con pocos pasos (de verdad se hace todo en muy poco tiempo). Lo primero y más importante es limpiar a fondo tu cara y con esto nos referimos a sacar minuciosamente el maquillaje. Eso es clave.

 

Acá te dejamos los pasos y productos clave que dejarán en poco tiempo tu rostro iluminado, terso y joven.

 

1. Limpia a fondo tu cara

Este paso es fundamental porque si tu rostro tiene suciedad o restos de cosméticos, sobretodo sombras, las propiedades de los otros productos no surtirán su máximo efecto. Y esto está comprobado. Por eso, este primer paso es demasiado importante y es el punto de partida. Lo primero es limpiar y exfoliar con un limpiador, lo mejor es que sea un exfoliante tipo jabón, para eliminar efectivamente las células muertas, desobstruir los poros y desmaquillar. Tienes que fijarte que deje tu piel suave y no tirante. Luego viene el turno del tónico, que le devuelve el equilibrio natural a la piel, la hidrata y la deja lista para recibir todos los beneficios de los serums y cremas hidratantes. Si solo limpias y no agregas el tónico, estos productos no tendrán el mismo efecto en tu piel.

 

Limpiador + exfoliante Benefit

Tónico The Body Shop

 

 

2. Una dosis semanal de acción concentrada

Porque no basta con la rutina diaria de día y noche, el rostro necesita un dosis extra de nutrientes para mejorar su aspecto y ahí entran las mascarillas faciales, que se deben usar una o dos veces a la semana. Y para facilitarte la tarea, te recomendamos asignar días específicos, por ejemplo miércoles y viernes, para aplicarlas porque así te aseguras constancia. Te estarás preguntando cuál es el momento de la rutina en que tienes que usarlas, muy fácil, después del tónico y antes del sérum.

 

Máscara facial de rosa negra Sisley

 

 

3. El shot diario de nutrientes concentrados

Hemos hablado mil veces de lo maravillosos que son los sérum. Post tónico viene el momento de entregar por fin los nutrientes, vitaminas y ácido hialurónico, de manera concentrada, rápida y ultra efectiva, que harán milagros en tu piel. Son el complemento perfecto de las cremas hidratantes porque actúan en las capas más profundas.

 

Sérum Dior

 

 

4. Es el turno de la zona del contorno de ojos

Una de las más delicadas del rostro y que necesita un cuidado especial. No sirven las cremas hidratantes de rostro porque la textura más pesada de éstas últimas tiende a tapar los poros de esa zona, los que tienen menos capacidad de absorber los productos (esto hace que se acumule la crema en esa zona, provocando hinchazón y bolsas, algo que queremos evitar a toda costa). Por eso, las cremas para el contorno deben ser ligeras y se deben aplicar con el dedo anular, porque es el que menos fuerza tiene, dando pequeños golpecitos. Y solo se debe hacer alrededor del contorno, en la órbita de la cuenca del ojo, más específicamente sobre el hueso.

Crema contorno de ojos Kiehl’s

 

5. Hidratación

Es una de las claves para mantener nuestro rostro terso, joven e iluminado. Sin hidratación, nada de esto ocurrirá. Por eso, las cremas hidratantes son fundamentales. Y ojo, no cualquiera sirve. Lo primero que tenemos que hacer es ver nuestro tipo de piel o la necesidad que queremos atacar (arrugas, manchas, sequedad, etc) porque la crema incorrecta será una pérdida de tiempo. También es muy importante como la aplicamos porque no da lo mismo como hacerlo. Primero saca una porción de crema que no sea más grande que un poroto. Luego aplícala con los dedos planos y presionando suavemente con movimientos ondulares desde dentro hacia fuera para así mejorar la circulación sanguínea. Repite en el cuello y el escote, que son tan importantes como el rostro y necesitan hidratarse de la misma forma.

Set crema de día + sérum + crema de noche Lancome

Crema hidratante Inglot

 

 

Esta es la rutina básica de belleza que toda mujer debe practicar mañana y noche. Si quieres ver más increíbles productos que mantengan tu rostro joven, solo debes pinchar acá.

 

 

Artículo presentado por  

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en facebook