5 Lecciones Que Aprendimos Sobre Cómo Agregar Acentos De Color Gracias A Esta Linda Casa

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¡Es muy fácil y nos encanta el resultado!

Hay colores, como el millennial pink, del que al parecer no nos cansaremos nunca. ¿Y qué pasa si lo usamos como un acento de color en la decoración de nuestras casas? Tenemos el ejemplo de una casa en Suecia que muestra a la perfección como agregar color y lo mejor es que es mucho más fácil de lo que imaginas.

Sigue bajando porque acá te dejamos las lecciones que debes saber.

 

 

1. Uno o dos harán el truco.

Es fácil caer en la tentación y querer agregar el color que elijas sobre todo: paredes, muebles y accesorios, pero en realidad es suficiente con elegir una o dos cosas como una silla un par de accesorios (como los posillos en la repisa).

 

 

2. Mantente en la gama.

No hay necesidad de apegarte a un solo color exacto, los tonos ligeramente distintos de tus acentos de color trabajarán bien mientras sean de la misma gama. Por ejemplo los diferentes tonos de rosa que vemos en las sillas.

 

 

3. Agrega balance.

Queremos que acá te fijes en los muebles, los cuales enganchan con el color de las sillas de la cocina y logra que ambas habitaciones se conecten.

 

 

4. Elige una pieza llamativa.

Para dejar realmente claro el color que elegiste para hacer los acentos de color, elige una o dos piezas que realmente llamen la atención, como

 

 

5. Algo en cada habitación.

Trata de agregar aunque sea una pequeña cosa del color que elegiste en cada habitación de tu casa. Esto ayudará a que tu casa se sienta cohesiva y completa.

Síguenos en facebook