10 Cosas Que Toda Mujer En Sus Treinta Debe Saber

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Aceptémoslo hay un gran estigma cuando se trata de cumplir 30. Como alguien que cumplió los 30 hace unos meses y que me ha tocado ver amigas cumplirlos, puedo decir que una de las reacciones más comunes es asustarse. Asustarse porque ya no eres una veinteañera libre por el mundo, y que por alguna razón, sientes que a los 30 uno se transforma automáticamente en un adulto responsable que lo tiene todo resuelto.

Bueno, no es que tenga una gran experiencia sobre la vida, pero creo que no hay que tenerle miedo a los 30. Yo sé que todos somos diferentes, pero desde que cumplí los 30 no ha cambiado nada drásticamente en mi vida y además he vivido momentos increíbles.

A mi parecer, es porque has pasado por esos transformadores 20, que una vez que llegas a los 30, la vida es bastante maravillosa. Estás más segura de ti misma, has aprendido importantes lecciones, tienes verdaderos amigos a tu lado, y aún tienes mucho tiempo por delante. Sé que no todas están cerca de los 30, pero para aquellas que si lo están (y para las que quieren estar preparadas), armé una lista de 10 cosas que toda mujer en sus 30 debería saber. Y, para ser honesta, me encantaría haber sabido todas estas cosas a los 20 (e incluso en la adolescencia).

 

turning-30

 

1. Hay mucho tiempo.

No entres en pánico. Todavía tienes mucho tiempo para saber qué quieres hacer con tu vida. Muchas personas piensan que a los 30, supuestamente ya lo tienes todo resuelto. No es tan así… Tienes mucho tiempo para descubrir si tu carrera es la correcta para ti. O si tu pareja es la persona con la que quieres casarte. Recuerda que la vida da muchas vueltas por lo que siempre estás cambiando, adaptándote y creciendo.

 

2. El dinero no es lo más importante (it’s not all about the money)

Es importante tener claro que tu felicidad y tus amistades y el amor (las cosas que hacen que la vida sea increíble) son más importantes que el número en tu liquidación de sueldo. Eso no quiere decir que no tengas por qué ser muy feliz en tu trabajo y al mismo tiempo tener una vida acomodada. Pero si eres miserable en el trabajo (lo que en general también te hace sentir un poco miserable con tu vida) y lo aguantas porque tienes un título prestigioso o un gran salario, puede ser bueno re-evaluar las cosas. E incluso, hasta hacer un cambio.

 

3. Las relaciones son lo más importante.

Las personas que amas son lo más importante en tu vida. El trabajo es importante, y también lo es tu relación contigo misma, pero como seres humanos necesitamos de otras personas. Y puede ser fácil aislarse, especialmente cuando las cosas están agitadas o los tiempos son difíciles. Pero las relaciones que tienes con otros te pueden ayudar a pasar por lo que sea. Por lo que cuida esas amistades, llama a tus padres, y dile a tus amigas cuanto las quieres regularmente. Estas son las personas que te ayudarán en los tiempos difíciles, y celebrarán contigo en las ocasiones especiales.

 

4. Esto también pasará.

Esta es una frase que me repito bastante seguido. Y no sólo cuando las cosas se ponen difíciles. Una buena amiga me enseñó que decir esto no sólo te ayuda a superar los tiempos duros, si no que también te enseña a apreciar las cosas buenas de la vida. Porque saber que algo increíble va a terminarse te hace apreciar ese momento feliz muchísimo más.

 

5. Todo lo que tienes que hacer es preguntar.

A veces, es de verdad que quieres un aumento? Quieres saber a dónde está yendo tu relación? Tienes curiosidad por saber cuántas calorías hay en esa sopa con noodles? Bueno, en general, si simplemente preguntas por lo que quieres, lo obtendrás. Y si no, por lo menos tendrás más claridad sobre la situación.

 

6. Devuelve.

Esto hará que tu vida sea mejor. Y mejorará la vida de otras personas también. Ser de ayuda a una persona que lo necesita es probablemente una de las cosas más importantes que podemos hacer. Nunca sabes cuando serás tú esa persona necesitada. Y, egoístamente, te hace sentir bien. No hay nada más gratificante que darle la mano a alguien.

 

7. Deja las comparaciones.

Esto no es fácil de seguir, pero es importante para todos nosotros dejar de compararnos con el resto. Hace poco leí una frase que decía, “No compares tu comienzo del camino con la mitad del viaje de otra persona”, y se me quedó grabado. Todos estamos en una línea de tiempo diferente. Todos tenemos diferentes fortalezas y debilidades. Todos deseamos tener algo que otra persona tiene. Compararse uno mismo con otros es un ciclo vicioso sin fin. Así que para de desear el cabello, el trabajo o el novio de otra persona, y empieza a amar todas las maravillosas cualidades que tienes.

 

8. Sé amable.

Es mucho más importante que tener la razón, o tener la última palabra. Cuál es el punto de probarle a alguien que sabes las respuestas cuando esto sólo va a causar una pelea entre ustedes? Por qué no ser amable y humilde, en vez de insistir en que estás en lo correcto? Créeme en esto: se siente mucho mejor mantenerse cerca de una persona que probarle que está equivocada.

 

9. Equilibra tu presupuesto.

Al llegar a los 30, es importante saber cómo administrar tu dinero. Trabajar con un buen contador definitivamente ayuda, pero hay mucho que puedes hacer tu sola. Revisa tu cuenta regularmente, siempre ten un porcentaje de tu sueldo destinado para ahorrar, invierte tu dinero en fondos mutuos, etc… y por supuesto, no te gastes la mitad de tu sueldo en ropa!

 

10. Eres querida.

Este punto no es sólo para las de treinta. Es para todas las personas. Eres querida y es importante que lo sepas!

Síguenos en facebook