3 Razones Por Las Que No Estás Alcanzando Tus Metas

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

¿Estás atrapada en la rutina? ¿No entiendes por qué te cuesta tanto lograr terminar las cosas? Si te sientes parecida a un hamster en su rueda – trabajando y trabajando, pero sin lograr avanzar -, no te preocupes. Sabemos exactamente cómo te sientes y por lo mismo te queremos ayudar. Lo importante es reconocer dónde te estás equivocando y cómo ordenarte para lograr alcanzar tus metas, por eso aquí te contamos cuáles son las tres razones que probablemente son las culpables de no lograr avanzar y además te damos los tips para superarlas!

 

 

1. No tienes un plan.

Algo que te puede ayudar a alcanzar tus metas es escribirlas en un papel. No tener un plan es una forma peligrosa de comenzar. Decide exactamente dónde quieres estar, en qué momento y desarrolla una línea de tiempo de pasos.

Es posible que ni siquiera sepas cuáles son esos pasos, así que haz algo de investigación para averiguar dónde quieres estar. Investiga, por ejemplo, cómo las mujeres que están en tu mismo campo alcanzaron el éxito. Escucha entrevistas de personas que admires para ver si tienen algún consejo que te pueda servir. Escríbelo todo y averigua la respuesta a qué, cuándo y cómo vas a lograr tus metas.

 

 

2. No has superado la etapa de planificación.

Detente cuando esto te suene familiar: Dices “Voy a trabajar”, tomas una taza de café, eliges una lista de canciones “serias”, haces tu lista de pendientes, te sientas frente a tu computador y piensas “Uf, esto fue harto trabajo. Debería tomar un descanso…”

Simpatizamos con esa situación, no nos mal interpretes (después de todo, las listas de pendientes no se hacen solas). Pero la verdad, en este escenario, estás tomando un descanso sin realmente haber empezado ningún trabajo. La inspiración es una gran cosa, pero no puedes esperar que venga a ti, tienes que actuar, estando motivada o no. Deja de desear y ponte a hacer las cosas!

 

 

3. No crees en ti misma.

Este es uno grande para algunos soñadores: ¿Realmente crees que vas a tener éxito? ¿Puedes verte a ti misma entre los que admiras, chocando hombros con las personas que aspiras a ser? ¿Te imaginas a ti misma en una gran oficina (si ese es tu sueño)?

Parte de esto es ser segura de ti misma (¡sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo!). Pero hay algo mucho más importante: ¿Crees que eres digna de todo ese éxito que quieres? ¿Crees que vas a conseguir todo lo que quieres, a través del trabajo duro y la determinación? Si no es así, entonces eso va a ser tu mayor obstáculo. ¡Nadie va a creer que eres capaz de hacerlo si tú no lo crees primero! Tienes que creer en ti misma, porque eso es lo único que te llevará al siguiente nivel. ¡Nadie va a hacerlo por ti! Tienes talento, cree en eso.

Síguenos en facebook