4 Tips Para Sobrevivir Trabajando En La Casa Con Tu Pareja

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

No te angusties, esto te ayudará a poder trabajar tranquila desde tu casa.

Este es un momento aterrador e incierto, y las cosas pueden ponerse tensas en pequeños espacios, especialmente a medida que tú y tu pareja se adaptan no solo a las nuevas rutinas diarias de trabajo desde la casa sino también a estar juntos todo el día en el mismo espacio. Pero todo se trata de organizar un poco las cosas y aprovechar esta cercanía de manera positiva, por eso acá te dejamos algunos consejos que te pueden servir.

 

 

1. No interiorizes, verbaliza lo que te pasa.

Si tu pareja está haciendo algo que está perturbando tu productividad laboral, dile tan pronto como se convierta en un problema en lugar de morderte la lengua, molestarte más y alejarte más. En su lugar, dile: “¿Crees que podrías procesar en tu cabeza o en papel? No puedo hacer mi trabajo cuando estás constantemente hablando”. Si lo dices con calma y directamente, es más probable que responda q que si lo dices con molestia o enojo. Lo importante es que abordes el problema.

 

 

2. Fija lugares de trabajo diferentes, al menos la mitad del tiempo.

En cualquier relación, cierta independencia es buena para el alma, ya sea antes o después del trabajo. Si tienes la capacidad de hacerlo, no co-trabajes todos los días. Al menos algunos días, empieza a trabajar en diferentes habitaciones para que ambos puedan alcanzar sus picos de productividad. Si no puedes hacerlo porque compartes un departamento tipo estudio, fija dos rincones de trabajo y usa audífonos para permanecer en tu propio espacio personal.

 

 

3. Toma aire lo más que puedas.

Un poco de aire fresco es bueno para el espíritu, así que trata de salir a la terraza, jardín o tomar aire desde la ventana. Como sea, no te olvides de tomar aire con cierta regularidad.

 

 

4. Planea citas en casa.

No es frecuente que nos quedemos en la casa con nuestra pareja sin ninguna presión para salir al mundo. No solo tenemos cero presión para socializar con amigos o profesionalmente, sino que literalmente tenemos cero razones para planear citas externas. En muchos sentidos, eso es realmente liberador. Usa esto como un tiempo para ponerse al día el uno con el otro.

Usa esto como un momento de intimidad que de otro modo sería imposible. También puede ser realmente liberador hablar sobre sus ansiedades sobre el trabajo, la economía, el envejecimiento de los padres, los hijos, lo que sea.

Síguenos en facebook