40 Lecciones De Felicidad Que Nuestros Hijos Deberían Aprender

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Simples formas de vivir una vida mucho más feliz y completa.

Lo que todas queremos para nuestros hijos y las personas que nos importan es que sean felices, saludables y que vivan una vida que les dé alegría y sentido. La mejor forma de transmitirles este mensaje es partir por nosotras mismas. No es raro pensar que centrarse en ser feliz es egoísta, y la verdad es que es justamente lo contrario.

A continuación les dejamos una lista de cosas que realmente ayudan a ser más feliz. Esperamos que puedas compartirla con todas las personas que quieres.

 

 

1. Realmente, todo se trata de amor.

2. No esperes a que ningún ser humano te brinde todo el cuidado y el amor que deseas. Nadie puede ser tu todo, pero muchas personas pueden ser mucho. Aprécialas.

3. No trates de ser valiente. Si estás intentando y aprendiendo, sentirás miedo. Está bien. Recuerda la razón por la que estás tomando este viaje y agárrate a él. Eso te guiará a través del miedo.

4. Lee toda la receta antes de empezar a cocinar.

5. Se agradecida por las cosas más pequeñas. Todas ellas importan. Incluso si te sientes triste, puedes encontrar algo de belleza a tu alrededor para apreciar. Eso te elevará.

6. Mereces el regalo de tu propia bondad. Trátate como lo harías con un buen amigo, incluso cuando cometas errores. No te hará complaciente; te ayudará a ser mejor.

7. La mayoría de las cosas son mejores después de una buena noche de sueño.

8. No guardes tus platos bonitos, buena ropa, buenos zapatos para ocasiones especiales. Todos los días estar viva es una ocasión especial, ¡así que usa lo bueno!

9. En caso de duda, sal a caminar.

10. Solo puedes cambiarte a ti misma, no a otras personas, ni a las relaciones, solo a ti. Si quieres cambiar cualquier cosa, incluido el mundo, comienza dentro de ti.

11. Un suéter que realmente te gusta es mejor que cinco suéteres que te gustan un poco y los compraste porque estaban en oferta.

12. Ser. Aquí. Ahora. No te despojes de vivir hoy porque estás perdida en el ayer o inclinándote hacia el mañana.

13. Una cucharada de las cosas reales es mejor que una taza de las cosas bajas en grasa.

14. La felicidad no es la ausencia de emociones negativas. No estás fallando en la felicidad porque te sientes triste o enojada. Déjate sentir lo que sientes, pero no pierdas de vista los pequeños momentos de calidez, amabilidad o belleza que siempre están ahí, incluso si tienes que secar tus lágrimas para verlas.

15. Esconder tus dones únicos de los demás no es humildad. Es robar. La verdadera humildad es aceptar tu responsabilidad de compartir tus contribuciones. Puede haber alguien cuya vida será cambiada por ellos.

16. Suda las pequeñas cosas que te hacen incluso un poquito más feliz. Llena tus estantes con libros que ames. Compra lápices con los que quieras escribir. Mueve tu escritorio para atrapar el sol de la mañana. Estos componen la textura de tu vida.

17. No hay tal cosa como una emoción equivocada. Date la oportunidad de sentir lo que sientes, incluso si es difícil. Mientras menos intentes luchar o evites una sensación que no deseas tener, más fácil será pasar a través de ella.

18. Tú. Eres. Suficiente. Eres amable y sorprendente, y mereces la felicidad verdadera y genuina exactamente como eres. No tienes que hacer nada más para ganarlo. Eres un ser, no un hacer.

19. Las personas se preocupan mucho menos por lo que haces o por cómo te ves de lo que piensas. Principalmente todos estamos enfocados en nosotros mismos, así que deja de preocuparte por las percepciones y vive tu vida.

20. Experimenta el 100 por ciento de las emociones que le das a los demás. Si te sientes enojada con alguien, experimentas ira. Si experimentas bondad, te sientes amable.

21. Está bien tener un día flojo. A veces es necesario comer demasiado, mirar demasiada televisión y esconderse debajo de las sábanas.

22. Si haces algo y te hace sentir espectacular, no ignores ese sentimiento. Es el universo tratando de decirte: ¿Esto que acabas de hacer? Hazlo más seguido. Sí, esto se aplica a lo que haces por tu trabajo también.

23. Sé más honesta. Ser vulnerable no te debilita; te hace real. Sé real. Es un regalo no solo para ti, sino para todos los que te rodean.

24. Tú no eres tu opinión. Tú no eres tus sentimientos. Son parte de ti, pero no tu totalidad. Aprende a ser consciente de ellos en lugar de convertirte en ellos.

25. Haz las cosas con tus manos tan seguido como puedas. Cocina, pinta, planta, toca un instrumento, cualquier cosa. Tendrás un descanso de vivir en tu cabeza.

26. Cuando estás teniendo un día horrible, incluso los logros más pequeños se sienten increíbles. Limpia tu escritorio, haz una parada para hacerte las manos, anota las cosas en tu lista de cosas por hacer que ya hayas realizado.

27. Sé intencionalmente amable y no esperes nada a cambio. La bondad del boomerang volverá a ti.

28. Renuncia a tus ideas sobre cómo deberías ser. La vida se está desenvolviendo como es, y tú tienes la opción de estar despierta y feliz por lo que es, o sufrir deseando que fuera diferente.

29. La mayoría de las cosas saben mucho mejor directamente del envase.

30. Encuentra tiempo para la quietud y el silencio todos los días. No tengas miedo de pasar un tiempo a solas.

31. Los momentos más importantes en una amistad por lo general surgen cuando envías un mensaje a tu amiga, “Oye, me siento fatal y te necesito”.

32. Si no sabes qué hacer, haz algo. No esperes a resolverlo; comienza a hacer y podrás tomar cualquier decisión mejor, más tarde.

33. Viaja más y a menudo. Esta puede ser una de las únicas formas de comprar felicidad con dinero. Además, toma tiempo para viajar por tu cuenta. Descubrirás más acerca de ti que los lugares que visitas.

34. Rompe tus propias reglas tan seguido como sea posible. Prueba la comida picante, incluso si “no te gusta la comida picante”. Usa algo brillante si usualmente usas negro. Lee las cosas que normalmente no te gustan. Date la libertad de explorar.

35. Cuídate. No es egoísta; es tu responsabilidad con las personas que amas. No hay gloria en ser un mártir.

36. Ríete tan seguido y fuerte como puedas.

37. Nunca estés demasiado ocupada para un abrazo. O muy enojada. O muy orgullosa.

38. Solo porque no puedas verlo ahora no significa que el camino no esté ahí. Sigue tomando medidas.

39. Si tienes que forzarlo, una idea, un escrito, un trabajo, una relación, un zapato, no debes seguir adelante. Trabajar duro y forzar algo son dos cosas diferentes. Aprende la diferencia.

40. Todo es realmente sobre el amor. No es amor romántico, no es un tipo específico de amor, solo amor. Está dentro de ti. Encuéntralo. Nútrelo. Compártelo. Hazlo crecer. Nada en él. Siempre es la respuesta correcta, aunque a veces será difícil verlo. Entonces sigue mirando.

Síguenos en facebook