5 Formas De Evitar Comer De Más Cuando Estás Aburrida

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Comer sin conciencia es una -si no la principal- causa del aumento de peso, y consiste en: 1) comer cuando no tienes hambre, 2) masticar pero no disfrutar realmente de la comida y 3) comer hasta el punto de decir “estoy llena”. Estos tipos de hábitos alimenticios ocurren principalmente cuando estás incómoda o aburrida. Por lo que ya sea si estás comiendo sin cesar en el trabajo o acaparando el bowl de las papas en una fiesta, lo más probable es que estés comiendo cuando no tienes hambre.

Aquí hay cinco formas de evitar de comer de más.

 

nature-box-office-best-snacks

 

1. Cultiva una conexión mente-cuerpo

Puede sonar un poco cliche, pero es vital. Necesitamos crear una conexión entre nuestra mente y cuerpo para entender los mensajes que envía nuestro organismo. Si tu compañero de trabajo vuelve con papas fritas o un chocolate, y tú ya comiste, necesitas dar un paso atrás y entender la diferencia entre querer y necesitar. Y es verdad, de vez en cuando las papas y el guacamole o un chocolate no te van a hacer daño. Es algo social, entretenido y rico. Pero si caes en un patrón de aceptar cada cosa rica que te ofrecen, vas a terminar engordando más rápido de lo que crees. Así que la próxima vez que te enfrentes a una situación así, piensa: ¿necesitas comida extra o simplemente la quieres?

 

 

2. Toma agua

Cada vez que mires tu colación o almuerzo, toma agua. Cuando estés en medio de una película y te den ganas de ir a la cocina por algo para comer, toma agua. Puede sonar repetitivo, pero el agua contiene nuestro apetito, y si realmente no tienes hambre, será distracción suficiente para tu cuerpo. De hecho, es muy difícil distinguir muchas veces entre el hambre y la sed, por lo que prueba siempre antes con la segunda. Puedes también probar con un té o agregando limón o menta a tu agua para un poco más de sabor.

 

 

3. Come alimentos llenos de nutrientes

Si todas tus comidas consisten en platos llenos de nutrientes, minerales y proteínas, el deseo por comer a deshora disminuirá. Cuando alimentamos nuestros cuerpos de manera adecuada, somos más productivas y menos propensas a caer en malos hábitos. Recuerda, no se trata de cantidad sino de calidad: una hamburguesa con papas fritas de almuerzo va a hacer que te sientas cansada y pesada, porque todo tu cuerpo estará tratando de digerirla, en cambio si consumes algo como salmón y quínoa, te sentirás liviana y activa, lista para seguir con tu día! Gran diferencia, ¿no?

 

 

4. Ajusta tus patrones de comidas

Ajusta tus horarios de comidas de manera realista. Si sabes que vas a querer salir alrededor de las 3pm de la oficina para darte una vuelta y comer algo, entonces considera ese snack dentro de tus raciones del día. Si vas a ir al cine después de comer, guarda el postre para la película, no comas doble sólo porque puedes. Esto te asegurará que no consumas demasiadas calorías durante el día.

 

 

5. Ve más allá

¿Estás completamente aburrida en tu trabajo? ¿Dormiste mal? ¿Estás pasando por un mal momento en tu relación? Querer evadirse cuando estás aburrida o aproblemada es normal, todas lo hacemos. Pero si comienza a afectar tu trabajo y peso, necesitas atacar el problema de raíz. La próxima vez que empieces a comer sin sentido, sal a caminar o tómate un recreo y pregúntate porqué realmente estás tan ansiosa.

El problema con la comida es diferente para todos. Lo más importante es que escuches a tu cuerpo, aprendas a distinguir entre hambre y aburrimiento y tomes conciencia sobre lo que haces durante el día.

¿Tienes más tips para evitar comer cuando no tienes hambre? Cuéntanos más abajo!

Síguenos en facebook