5 Formas Ultra Simples De Gastar Menos Y Ahorrar Más Dinero

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Siempre estamos en la búsqueda de un estilo vida que nos permita gastar menos y ahorrar más. Para esto es necesario hacer cundir lo más posible nuestro presupuesto tomando algunas decisiones correctas y tener nociones básicas de cómo administrar sabiamente nuestros ingresos. Aquí te dejamos 5 consejos, que si bien no son revolucionarios, sí son maneras muy eficaces, que puedes instaurar fácilmente en tu estilo de vida y hacen una gran diferencia en tu cuenta bancaria!

 

pareja_ahorro

 

 

1. Termina con las compras innecesarias.

En primer lugar, deja de comprar cosas que, de hecho, realmente no necesitas y sólo quieres. Es decir, no dejarte tentar más por esa prenda de la vitrina y no dar más vueltas por internet llenando tu carro de compras. Adquiere el hábito de preguntarte a ti misma antes de hacer cualquier compra: ¿Necesito esto? Y sé brutalmente honesta. Te darás cuenta de que tu actitud de compra puede cambiar drásticamente.

 

 

2. Conviértete en un gastador inteligente.

Si vas a posponer algo, que sea comprando. En lugar de gastar poco pero seguido, espera a que las estaciones cambien e invierte en quizás 2 o 3 piezas clave. Sé extremadamente inteligente y busca en internet para encontrar el mejor precio de lo que quieres. Esto también funciona para cuando quieres salir a comer, salir de fiesta, etc; literalmente vale la pena gastar un poco de tiempo buscando un descuento en lugar de pagar el precio completo.

 

 

3. Planea como una profesional.

Ser organizada es un gran atributo. Quizás te parezca un poco exagerado tener una hoja de cálculo de Excel con tu presupuesto semanal o mensual, pero ese tipo de herramientas son muy útiles para administrar tus finanzas personales. Es una forma simple de ver cuánto entra y cuánto sale y cuánto es lo que en realidad te puedes permitir. También puedes planificar tu semana aún más al hacer una lista con las compras y decidir las comidas por adelantado. Suena obvio, pero muchas de nosotras vamos a ciegas al supermercado y eso nos lleva a gastar muchísimo más.

 

 

4. Saca todo el dinero que necesitas.

Con un sistema de asignación semanal, puedes sacar cierta cantidad de dinero un lunes y usar sólo eso para el resto de la semana. Usar tus tarjetas plásticas no se siente de la misma forma que el dinero real y es probable que gastes mucho más a que si lo manejas en efectivo. Sé estricta contigo misma e incluso te darás cuenta de que necesitas mucho menos de lo que pensabas!

 

 

5. Separa tu dinero.

Una pequeña suma de dinero en café al día, se traduce en una alta suma mensual. En lugar de perder dinero en algo que puedes dejar fácilmente, guárdalo. Quizás no es mucho, pero esos pequeños sacrificios van sumando. Además, ten una cantidad fija de dinero que depositas en una cuenta separada en cuanto recibes tu sueldo – y no lo toques! Ni siquiera notarás que ya no está.

Síguenos en facebook