5 Preguntas Con Trinidad Smart, Decoradora

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Dejó una carrera en el mundo del retail para dedicarse a su verdadera pasión: la decoración. Comenzó asesorando a amigas, a las que demostró que con poco presupuesto, mucha creatividad y reutilizando se pueden hacer grandes cambios. Para ella, la decoración no es un lujo y por eso decidió acercarla a todos.

1. ¿Cómo te formaste?

Estudie diseño gráfico en la Universidad Finis Terrae. Trabajé durante varios años en retail como diseñadora y product manager de distintas marcas de ropa, lo que me permitió viajar mucho y ver mucho diseño en distintas partes del mundo.
La decoración siempre me ha gustado, lo llevo en la sangre, crecí en una familia donde el diseño y “el buen gusto” son claves para la vida. Decidí independizarme para dedicarme 100% a la decoración. Hice algunos cursos con importantes decoradores en distintas partes, pero fueron clave los cursos que hice con la decoradora Alejandra Ossa. Ahí pude aprender mucho de este rubro y de su propia experiencia, que es lo más importante.

 

 

 

2. Vemos que tus proyectos de decoración se adaptan muy bien a las necesidades del cliente y que buscas que sean lo más económico posible, reciclando cosas que ya están y comprando con conciencia, haciendo este servicio muy alcanzable para todo tipo de presupuesto ¿Cómo se te ocurrió abordar ese nicho?

A lo largo de mi vida he escuchado que contratar a un decorador es considerado “un lujo”, pero siempre supe que no lo es. Vivir en un espacio que nos guste, que nos identifique y donde nos sintamos cómodos, es clave. Tu casa es tu refugio, tienes que sentirlo y hacerlo tuyo. Empecé a ayudar a algunas amigas a hacer cambios, pero siempre bajo la amenaza de “el presupuesto es bajo”. Siempre he sido super busquilla para comprar y buena para reutilizar, creo que primero hay que tratar de darle una segunda vida a lo que uno tiene. Así, de a poco, quise demostrarles que con poco presupuesto y mucha creatividad se pueden hacer grandes cambios, que hay que saber dirigir la compra con ese presupuesto y ver cuales son los elementos en los que realmente vale la pena gastar. A veces, solo con reubicar lo que ya tenemos, el cambio puede ser muy grande.
Con estos resultados, me cuenta de que el nicho era grande. Hay mucha gente que, por distintas razones, desde tiempo o “gusto” necesita decorar o renovar la decoración de su casa pero el presupuesto es acotado porque generalmente es gente joven, con niños, donde las prioridades de gastos muchas veces no son la casa.

Fueron apareciendo también los novios, esos que les llegan 100.000 regalos, que no saben por donde empezar a elegir con que se quedan y con que no, además de muy poco tiempo disponible por los preparativos del matrimonio. Ahi los ayudo a seleccionar, les cambio los regalos “cachos” y los no cachos pero que nos los convencen. Es una asesoría para crear su primera casa juntos donde cada elemento sea de su gusto. Este es un nuevo tipo de cliente, que me fascinan, pero también me encantan los tradicionales, los pilotos, etc. Mi objetivo es que cada uno sea feliz y disfrute su casa, por eso me adapto a cada caso; “no soy un lujo”.

 

 

 

3. ¿Cuál es tu tip de estilo que nunca falla?

Escuchar con atención y preguntar cuales son las verdaderas necesidades del cliente. No olvidarme nunca que la casa es para ellos, no para mí.

 

 

 

4. ¿Cuál es tu indispensable de belleza?

Hoy día te puedo decir que para mí, la alimentación es clave. Cuidar el cuerpo de adentro hacia afuera. También tomo mucha agua y nunca me salto la rutina de limpieza de la cara con mis cremas de día y de noche.

 

 

 

5. ¿Dónde te podemos encontrar?

Pueden ver algunos de mis trabajos en @trinismartdecoracion o escribirme [email protected] para algún proyecto y/o asesoría.

Síguenos en facebook